Una duda frecuente entre las mujeres preocupadas por su fertilidad es hasta qué punto influye la alimentación en la fertilidad femenina. Lo cierto es que, aunque los problemas de fertilidad pueden tener distintos orígenes, la alimentación tiene una importancia mayor sobre ella de lo que popularmente se cree. Y lo hace de distintos modos.

Influye la alimentación en la fertilidad femenina

Influye la alimentación en la fertilidad femenina

1.-Existen alimentos ricos en nutrientes relacionados con una mejora de la fertilidad femenina.

Determinados nutrientes deben estar presentes en la dieta de toda mujer que desee ser madre, por su influencia para favorecer la fertilidad. Aunque lo ideal es disfrutar de una dieta completa y equilibrada, es interesante que conozcas cuáles son esos nutrientes específicos que no debes olvidar incluir en tus menús. Eso sí, siempre en la cantidad adecuada porque el abuso puede generar otros problemas.

  • Zinc. Existen diversos estudios que relacionan los bajos niveles de zinc con el mayor riesgo de abortos espontáneos. Algunos alimentos ricos en zinc son el germen de trigo, las carnes de cordero y vacuno, el cacao puro en polvo, los cacahuetes y las pipas de calabaza.
  • Vitamina D. Es uno de los principales causantes del aumento de abortos precoces. Aunque para sintetizarla es necesaria la luz del sol, incluir alimentos ricos en esta vitamina en la dieta también es preciso. ¿Cuáles son los más relevantes? El hígado de bacalao, el salmón, las sardinas y los huevos.
  • Ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6. Se consideran esenciales para la concepción, así como para el buen desarrollo del feto. Estos nutrientes están presentes especialmente en pescados azules como sardinas, salmón o caballa. Pero es importante cocinar estos a una temperatura inferior a 160ºC para evitar su deterioro.
  • Ácido fólico. Su déficit aumenta las posibilidades de aborto espontáneo, en un alto porcentaje por malformaciones fetales. Los vegetales de hoja verde son algunos de los alimentos ricos en estos nutrientes.

2.- Determinados elementos presentes en alimentos concretos son nocivos y pueden empeorar las posibilidades de fecundación y de un adecuado desarrollo fetal.

Al igual que hay nutrientes que mejoran la fertilidad, hay elementos y componentes presentes en algunos alimentos cuyo abuso puede afectar a la concepción y al buen término del embarazo. Algunos de ellos son:

  • La cafeína. Diversos estudios han demostrado que el abuso de consumo de cafeína dificulta la concepción. Así que si quieres quedarte embarazada y sueles consumir cafés o refrescos de cola es importante que comiences a reducir o eliminar estos de tu dieta.
  • Alcohol. El alcohol no es un alimento, pero para algunas personas es una sustancia que forma parte de su dieta. Si es tu caso, ten en cuenta que dificulta la implantación y adecuado desarrollo del feto y favorece el aborto espontáneo. Así que lo mejor es que no lo consumas mientras buscas el embarazo ni durante la gestación.

3.- Problemáticas relacionada con la alimentación influyen en la fertilidad femenina.

Tanto la obesidad como un peso corporal demasiado bajo en la mujer son factores que dificultan la concepción y dificultan el buen término del embarazo. A través de la alimentación se puede trabajar por evitar sendos problemas y favorecer un adecuado peso corporal que favorezca la fertilidad femenina.

¿De qué manera? Principalmente a través de una dieta completa y equilibrada con presencia de los nutrientes necesarios para una mujer sana. Además, también es importante evitar el abuso de azúcares y grasas saturadas que perjudican la salud.

Como ves, efectivamente la alimentación influye en la fertilidad femenina. Y es un factor sobre el que puedes actuar para mejorar esta. Así que si deseas ser madre, aprovecha y cuida tu alimentación para mejorar tus posibilidades de gestar un bebé sano.

www.biogest.es

 

 

En esta época del año es probable que encuentres muchos momentos en los que nada apetezca más que disfrutar del tiempo de ocio relajado en casa. En esas ocasiones disponer de una lista de películas que ver, aunque muchas ya las hayas disfrutado anteriormente, te vendrá bien. Estas películas protagonizadas por mujeres merecen la pena ser (re)descubiertas. Si ya las has visto antes, lo sabes bien. Si no, aprovecha la temporada para conocerlas.

7 películas protagonizadas por mujeres que merece la pena (volver a) ver este invierno

7 películas protagonizadas por mujeres que merece la pena (volver a) ver este invierno

1.- Criadas y señoras.

Ambientada en el Mississippi de los años sesenta, la película (basada en una estupenda novela) cuenta la historia y la relación de varias mujeres; jóvenes sureñas blancas de familia acomodada y mujeres negras de mediana edad que trabajan como criadas y niñeras. Todo en un ambiente opresivo hacia la mujer y de un racismo exacerbado. Cuando una de estas jóvenes regresa de la universidad y quiere contar la historia de las criadas que la rodean, solamente una parece dispuesta a hablar con ella, pues siente que ya no tiene nada que perder.

Para reír, llorar y atreverse a ser valiente. Una bonita película que obtuvo un sinfín de premios.

2.- En tierra de hombres.

Esta dura película protagonizada por Charlize Theron está basada en hechos reales y cuenta la historia de una madre separada que regresa al pueblo de su infancia para trabajar en la mina. Pero allí se encuentra con grandes discriminaciones y humillaciones que ella y sus compañeras, en principio, soportan por pura necesidad de un empleo bien remunerado.

Una historia de lucha por la propia dignidad y los derechos de las mujeres.

3.- Mujercitas.

¿Quién no ha leído “Mujercitas” o ha visto una de las muchas versiones que se han hecho para el cine y la televisión de la novela de Louisa May Alcott? Siempre es buen momento para disfrutarlas de nuevo o para descubrirla en una versión diferente.

La historia de las hermanas March comienza en plena guerra de secesión, y nos lleva a un ambiente hogareño y un universo propio en el que estas mujeres comienzan a adentrarse en la vida adulta.

4.- Erin Brockovich.

Julia Roberts protagonizó esta película basada en hechos reales. En ella interpreta a una madre divorciada que comienza a trabajar en un bufete de abogados. Cuando descubre la relación entre la enfermedad del cliente y su familia con la contaminación del agua producida por una gran compañía, no duda en implicarse e investigar aun poniendo en riesgo su propia vida.

Si te gustan las historias de mujeres valientes no te defraudará.

5.- Ellas dan el golpe.

Esta película para ver con una sonrisa en el rostro está basada en la liga femenina de baseball y las mujeres que formaron parte de ella en los años ´40.

En plena 2ª Guerra Mundial y con los hombres en el frente, los poderosos dueños de los equipos de la liga masculina vieron peligrar sus ingresos. Pero encontraron una buena opción para sus finanzas: crear la primera liga femenina de baseball de EEUU. Claro que, ¿habrá mujeres capaces de jugar con un nivel aceptable? ¿Y qué pensará el público de ellas?

6.- La bicicleta verde.

Wajda es una niña de 10 años que vive en Arabia Saudí. Este no es precisamente el mejor país del mundo para ser mujer ni siquiera en el colegio. Pero ella solo quiere conseguir el dinero necesario para comprar una bicicleta verde con la que correr con su amigo Abdullah, un niño vecino, aunque esto no esté permitido a las niñas. Mientras, su madre tiene que lidiar con un trabajo lejos de casa y un marido que está pensando tomar una segunda esposa porque ella ya no puede darle más hijos.

Una emotiva historia para comprender otras realidades y la importancia de hacer lo que uno considera apropiado cuando no daña a nadie.

7.- Pago justo.

Basada en hechos reales esta película británica narra la lucha de un grupo de costureras de una planta de Ford por sus derechos y un sueldo digno que no las discrimine frente a sus compañeros varones como ciudadanas de segunda categoría.

Estupenda para comprender que determinados derechos que lo hoy consideramos básicos hubo que ganarlos a golpe de lucha e implicación personal.

Anímate y disfruta de estas películas protagonizadas por mujeres que no se conformaron con lo que la vida les ofrecía.

www.biogest.es

¿Conoces los beneficios de los ejercicios de baja intensidad? Con este tipo de ejercicios puedes ponerte en forma y es un modo estupendo de mejor tu estado global de salud y de forma incluso en casos en los que no es recomendable o posible hacerlo con ejercicios de alto impacto. Por ejemplo, si padeces obesidad mórbida, durante el embarazo o si padeces problemas cardiovasculares, entre otros casos.

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Qué es el ejercicio de baja intensidad.

Se denomina así al tipo de ejercicio suave o que se realiza sin sobrepasar el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. A nivel menos científico, pero también fiable, podemos denominar ejercicio de baja intensidad a aquel que no llega a resultar agotador, que no deja exhausto a quien lo practica.

Por qué hacer ejercicio de baja intensidad para ponerte en forma.

En determinados casos el ejercicio de alta intensidad no es adecuado para la persona. Por ejemplo, si su estado de salud o forma actual no hace médicamente aconsejable hacer grandes esfuerzos ni un trabajo físico muy intenso. Pero incluso entre quienes no tienen estos problemas pueden aprovechar el menor desgaste físico que supone el ejercicio de baja intensidad, haciendo sesiones más prolongadas de este a fin de mejorar su estado de forma.

Ejemplos de ejercicios de baja intensidad adecuados para mejorar la forma física.

* Caminar. Dar paseos o caminar es un ejercicio de baja intensidad muy adecuado para mejorar la forma física. La OMS recomienda dar 10.000 pasos cada día. Si ya superas esa cifra y quieres mejorar tu estado de forma puedes aumentar la velocidad de la zancada, pero también ampliar los pasos diarios dados. No estarás forzando a tu cuerpo, pero notarás los beneficios de este ejercicio. Y no solo a nivel de funcionamiento del organismo. También porque te permite quemar calorías y mejorar la musculatura del tren inferior.

* Natación. La natación es un ejercicio de baja intensidad muy completo, que te ayuda a quemar calorías y definir el cuerpo trabajando tanto el tren inferior como el superior. Practicando natación estarás trabajando con un bajo impacto articular brazos y piernas. Si hablamos de practicar natación de baja intensidad lo importante es mantener un ritmo que permita una frecuencia cardíaca que nunca supere el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. Eso sí, a medida que vayas ganando práctica puedes ir aumentando el tiempo dedicado a esta actividad.

* Bicicleta. Tanto si se trata de pedalear en una bicicleta de calle como en una bicicleta estática, si no se supera la frecuencia cardíaca que ya hemos mencionado, este trabajo se considera ejercicio de baja intensidad. Con la práctica de ejercicio de baja intensidad en bicicleta puedes quemar calorías, desarrollar y tonificar la musculatura de las piernas y elevar los glúteos. Si partes de una forma física muy baja, comienza practicando este ejercicio uno o dos días por semana durante 10 minutos. Y poco a poco ve aumentando semana a semana uno o dos minutos más, sin subir la intensidad de este.

Si te cuesta trabajar en el gimnasio, llevas una vida sedentaria o circunstancialmente no puedes hacer ejercicios de alta intensidad no te preocupes. Trabajando con ejercicios de baja intensidad de forma adecuada cada día podrás ponerte en forma.

www.biogest.es

 

Alcanzar un estilo de vida que permita disfrutar de mayor bienestar y felicidad es una aspiración común.  Hygge, Lagom, o Mindfulness pueden sonar a insultos en un idioma desconocido o a apellidos nórdicos, pero son palabras que encierran estilos de vida y prácticas capaces de proporcionarnos un mayor bienestar.

Hygge, Lagom, Mindfulness y otras formas de disfrutar de mayor bienestar

Hygge, Lagom, Mindfulness y otras formas de disfrutar de mayor bienestar

Hygge o la felicidad nórdica en el hogar.

Hygge es una palabra que se usa principalmente en Dinamarca y en Noruega. Hace referencia a un estado de intimidad y la convivencia cómoda que permite mejorar el bienestar y la satisfacción personal de la persona. Es algo así como el disfrute de lo acogedor. En realidad, se trata de un estilo de vida que prima un ocio relajado en el hogar valorando lo íntimo y privado y dejando las preocupaciones cotidianas fuera de la vivienda.

Las reuniones hogareñas con un grupo pequeño de amigos, la comodidad del hogar, el sentirse a gusto con uno mismo sin necesidad de actividades extraordinarias y la sencillez en todos los ámbitos de la vida son actitudes y acciones muy hygge.

Lagom o el perfecto estado de bienestar sueco.

Esta palabra se utiliza en Suecia y podría traducirse, según palabras de la wikipedia, como “casi perfecto”, “adecuado” o “tan bueno como debería ser”. En resumen, es un estilo de vida que apuesta por el equilibrio como forma de encontrar la felicidad.

Palabras como moderación o punto medio identifican a este estilo de vida que aboga por encontrar el equilibrio en distintos aspectos; la dieta, el ritmo de vida, el autocontrol en el consumo… Y en cualquier aspecto de la vida al que se quiera aplicar.

Mindfulness o la conciencia plena.

El mindfulness no tiene que ver con ningún tipo de estilo de vida nórdico. Pero sí se puede considerar toda una filosofía de vida que en algunos aspectos se basa en principios propios del budismo. Su objetivo principal es alcanzar la conciencia plena partiendo de la meditación tradicional sin nada que ver con cuestiones religiosas.

En mindfulness el aquí y el ahora tienen una gran importancia. En el aspecto de la meditación, se puede dedicar unos minutos diarios a esta actividad para sentirse mejor. Pero aplicar la conciencia plena a cada aspecto de la vida es lo que convierte esto en toda una filosofía de vida con la que estar y sentirse mejor.

Ikigai o la filosofía de vida japonesa para mejorar tu salud y bienestar.

La palabra ikigai hace referencia a una motivación vital que nos impulsa a levantarnos cada día y afrontar este con energía y vitalidad. Incluso en la vejez. Y, por supuesto, en las malas épocas que podemos pasar en determinados momentos de la vida.

Encontrar ese algo que nos emociona, nos apasiona y nos motiva a seguir adelante es un trabajo personal. Cada individuo tendrá un ikigai diferente. Descubrir qué te hace feliz y en qué quieres emplear tu tiempo o una parte importante de tu vida te permitirá modificar ciertos hábitos para hacerlo y así, sentirte bien cada día con tu vida.

Wellness o el estilo de vida saludable para alcanzar la felicidad.

El término wellness es moderno y deriva de la unión de tres términos en inglés: well-being o bienestar, fitness o buena forma física y hapiness o felicidad. El objetivo principal del wellness es hallar el equilibrio entre lo físico, lo mental y lo emocional.

El autoempoderamiento y la vida saludable son dos de las vías por las que aboga para conseguirlo, logrando la felicidad a través del mayor estado de bienestar personal. Entrenar la mente y cuidar el cuerpo son dos aspectos importantes dentro de esta filosofía de vida.

Como ves, existen muchas filosofías de vida para mejorar el bienestar y ser más feliz.  Lo verdaderamente importante es tener las ideas claras y la intención de mejorar tu vida. Puede que encuentres en estos conceptos ideas que te resulten de interés para alcanzar el estado que deseas.

www.biogest.es

 

 

El frío es uno de los factores que más afectan a la piel. Por ello cuando llega el frío hay que tomar una serie de medidas para cuidar y proteger la piel de manera adecuada. Especialmente la del rostro y cuello y la de las manos, que son las zonas del cuerpo que suelen estar en contacto con el aire en esta época del año.

Cómo cuidar tu piel cuando llega el frío

Cómo cuidar tu piel cuando llega el frío

Hidrata tu cutis y manos de forma adecuada.

La hidratación de la piel es esencial para cuidar esta y evitar que el frío la reseque y la dañe. Elige una crema adecuada para la piel corporal, otra para tu tipo de cutis, y una específica para manos. Y aplica estas a diario, si lo consideras necesario incluso dos veces cada día; una por la mañana y otra antes de acostarte por la noche.

Si por trabajo o por ocio pasas mucho tiempo a la intemperie, utiliza además un buen serum hidratante facial. También puede ser adecuado para ti aplicarte una mascarilla hidratante una vez por semana o cada dos semanas, según notes que tu piel está necesitada de hidratación extra.

Peeling e hidratación, claves para cuidar la piel corporal en épocas frías.

En cualquier caso no hay que olvidar aplicar una buena crema hidratante a la piel corporal. Aunque en teoría no le afecte tanto el frío, la ropa invernal puede dificultar la adecuada oxigenación de la piel y ello deriva en que esta se muestra más escamada.

Procura hacerte un peeling semanal. Puedes hacerlo cómodamente en casa. E hidratar la piel del cuerpo a diario con una crema o bálsamo adecuados.

Protege tu piel del frío y los cambios bruscos de temperatura.

No solo el frío como tal afecta al buen estado de la piel. Los cambios bruscos de temperatura al pasar de ambientes con la calefacción alta al frío exterior también pueden dañar de forma importante la piel. Si no puedes evitar estos cambios, al menos protege tu piel del frío y el viento. Por ejemplo, utilizando guantes para las manos de manera habitual cuando llega el tiempo frío. Los de cuero son una buena opción porque es un material perfecto para proteger esta.

Evita sumergirte en agua muy caliente.

En las épocas de frío es frecuente optar por duchas o baños de agua muy caliente. Pero esto no es bueno para la piel. Regula la temperatura de modo que la temperatura de la misma sea agradable pero buena para el buen estado de tu piel. Si dispones de un grifo de temperatura regulable en la ducha o de un termómetro de baño, entre los 25 y los 30ºC es la temperatura de baño ideal para el bienestar de la piel. Si te resulta demasiado fría puedes subir a un máximo de 37ºC pero en ese caso limítate a una ducha y mejor no te sumerjas en ella.

Siguiendo estos consejos e implementándolos en tu día a día te resultará muy sencillo cuidar de tu piel cuando llegue el frío y mantener esta cuidada, bonita, suave y sana.

www.biogest.es

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies