Es habitual, cuando se habla de ponerse en forma, que una piense de forma inmediata en hacer ejercicio en el gimnasio o en casa sudando la gota gorda. En realidad, hay otras maneras efectivas de ponerse en forma, sin necesidad de machacarse en el gimnasio, aptas para cualquier mujer deseosa de mejorar su estado de forma.

Cómo ponerte en forma sin machacarte en el gimnasio

1.- Cuidar la alimentación.

¿De qué te sirve machacarte en el gimnasio si tu alimentación es un desastre? Puedes tener unas piernas tonificadas y un organismo deteriorado al mismo tiempo. Por eso es importante comenzar por cuidar la alimentación. Evitar las grasas “malas” sin abusar de las “grasas buenas”, por ejemplo, es fundamental para cuidarte, llevar una dieta completa y eliminar sustancias nocivas de tu alimentación, también.

Si además lo que quieres es cuidar tu peso y aspecto físico, tendrás que tener en cuenta otras consideraciones. Entre ellas la toma de raciones moderadas o la eliminación de los productos que solo te aportan calorías vacías.

2.- Ejercicio físico adecuado.

Hacer ejercicio físico para ponerte en forma no quiere decir necesariamente hacer ejercicio de alta intensidad o embarcarte en sesiones maratonianas de ejercicio aeróbico. En realidad, se trata de que el ejercicio forme parte de tu vida cotidiana y de tu tiempo de ocio, así como de que no te dejes atrapar por el sedentarismo.

Salir a pasear, hacer senderismo, subir tramos de escaleras a pie en lugar de en ascensor, divertirte bailando o hacer excursiones en bicicleta pueden ser algunas formas divertidas de hacer ejercicio. Sobre todo, si partes de un estado de forma flojo en el que necesitas comenzar poco a poco a volver a ponerte en marcha.

3.- Buenos hábitos de vida que te ayudarán a ponerte en forma.

* Dormir bien es bueno para tu estado de forma.

¿Sabías que dormir mal contribuye a subir de peso? No es la peor consecuencia de dormir pocas horas, pero es una de ellas. Durante el sueño tienen lugar en el organismo algunos procesos relacionados con el metabolismo y con la segregación de hormonas que intervienen en el peso de la persona.

Además, dormir poco y mal te hará estar cansada durante el día, lo que no te dejará con muchas ganas de ponerte en marcha.

* Beber agua.

Es importante por diferentes cuestiones. 2 litros al día es la cantidad media que se recomienda tomar a un adulto sano.

* Haz una compra responsable.

No compres nada que te tiente comer y no sea adecuado para tu objetivo de ponerte en forma. Evita acudir a comprar con hambre, para minimizar el riesgo de antojos que te hagan comprar lo que no necesitas ni te viene bien. Y procura hacerlo siempre con una lista cerrada, para adquirir solo lo que de verdad te hace falta.

Pero hacer una compra responsable también incluye mirar las etiquetas. Así podrás evitar aquellos productos que aún con apariencia saludable no lo son en realidad.

* No te saltes ninguna comida.

Ni el desayuno, ni la cena, ni la comida del mediodía. No es bueno ni para la salud, ni para controlar tu peso. Lejos de ayudarte, puede generarte distintos problemas.

Llevar a la práctica estas cuestiones te ayudará a mantenerte en forma sin machacarte en el gimnasio. Y si luego quieres disfrutar haciendo ejercicio de intensidad, sencillamente hazlo.

www.biogest.es

 

La endometriosis es una de las principales causas de la infertilidad femenina. En algunos casos solamente dificulta la concepción, pero en los casos más graves es causante de la infertilidad en la mujer.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad que supone el crecimiento desmedido del endometrio. Este tejido, que en principio solo debería formar parte del útero, se extiende a otras zonas. Cuando este crecimiento es excesivo puede colonizar órganos como los ovarios o la zona pélvica. Entre los problemas que genera, está el sufrir reglas dolorosas, el dificultar la concepción o incluso en los casos más graves la infertilidad.

Endometriosis, una de las principales causas de infertilidad femenina

¿A quiénes afecta la endometriosis?

Se estima que un 15% de las mujeres en edad fértil sufren endometriosis leve o grave. No se ha establecido un perfil determinado de mujeres propensas a sufrirlo. Se cree que puede tener cierta carga hereditaria pero no están claros los por qué de su aparición.

¿Se puede sufrir endometriosis y ser madre?

Si, se puede. La endometriosis dificulta la concepción natural, pero con ayuda médica la mujer podrá concebir con éxito. Son muy raros y escasos los casos en los que la endometriosis es tan grave que lo impide.

La reproducción asistida es una gran ayuda para que la mujer que sufre endometriosis conciba. Lo habitual es que una mujer con endometriosis leve o moderada pueda gestar con seguridad a su hijo llevando un embarazo normal.

Incluso en los casos graves, poco comunes, es posible que mediante la cirugía la mujer pueda ser madre de forma natural.

Si sufres endometriosis, no te preocupes. Consulta tus opciones con profesionales médicos expertos para que te informen sobre tu enfermedad y te guíen en el proceso de la maternidad y poder lograr tu deseo de tener hijos.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

– Dolor durante la menstruación, a menudo de gran intensidad.

– Dolor habitual en la zona baja del abdomen y en la zona baja de la espalda.

– Sangrado muy abundante durante la menstruación.

– Pérdida de sangre entre periodos.

– Dolor al orinar durante la menstruación.

¿Qué puedo hacer si sospecho que padezco endometriosis?

Si sospechas que sufres endometriosis el primer paso es acudir a consulta ginecológica. Existen pruebas diagnósticas muy sencillas que te dirán si realmente sufres o no este problema.

Una laparoscopia pélvica o una imagenología son algunas de las pruebas a través de las cuáles puede diagnosticarse la enfermedad o descartar que se padece esta. Ultrasonidos o resonancia magnética son otros métodos diagnósticos adecuados para esta problemática.

En el caso de que realmente padezcas endometriosis y dependiendo el grado de afectación de esta, el especialista te aconsejará cómo actuar si deseas ser madre. Actualmente la reproducción asistida es la mejor ayuda para la mayor parte de las mujeres en estos casos.

www.biogest.es

 

 

Cuidar tu salud antes de quedarte embarazada no es un simple capricho. Un buen estado de salud favorece la concepción, previene problemas durante el embarazo y favorece el adecuado desarrollo del bebé. Además, acorta el tiempo de recuperación en el post parto. Si está en tu mano, comienza a cuidarte antes de la concepción. Tu hijo y tú os beneficiaréis de ello.

La importancia de un cuerpo sano antes de la concepción

Qué hacer para disfrutar de un cuerpo sano antes de la concepción.

1.- Hazte un chequeo médico para identificar si hay puntos que te conviene mejorar.

Esto te dará una radiografía detallada de tu estado de salud actual. Si hay algún parámetro que mejorar es el momento adecuado para hacerlo. Es tu médico quien te dará, si es el caso, las recomendaciones precisas para mejorar tu estado global de salud.

2.- Inicia una dieta saludable y acostúmbrate a disfrutar de comer bien.

Si ya lo haces, ¡enhorabuena! Si aún no te lo has planteado, piensa que comenzar con buenos hábitos de alimentación desde antes de la concepción te ayudará a acostumbrarte y continuar cuidándote a lo largo del tiempo. Prepararás tu cuerpo para facilitar la concepción tanto como para proveer a tu bebé de todos los nutrientes necesarios antes de su nacimiento. Facilitará que te mantengas en un peso adecuado durante y después del parto. Y te ayudará a cuidar de tu salud a lo largo de los años.

3.- Abandona los hábitos nocivos para la salud.

Antes de la concepción es el momento perfecto para abandonar hábitos nocivos, si es que los tienes. Por ejemplo, es la ocasión perfecta para decidir dejar de fumar. O para aficionarte a hacer algo de ejercicio físico si llevas una vida sedentaria. Estás en el mejor momento para cambiar de hábitos de vida.

4.- Mejora tu estado de forma.

El ejercicio físico regular es algo que se recomienda a todo tipo de personas para la prevención de diversas enfermedades. Mejorar en este aspecto antes de la concepción te ayudará a disfrutar de un embarazo sano y saludable y contribuirá a que te mantengas en un peso adecuado para tu salud y la de tu bebé.

Algunas cosas sencillas que te ayudarán a mejorar tu salud de cara a la concepción.

* Mejora tus hábitos de sueño. Siempre que sea posible sé regular en los horarios y duerme las horas necesarias para disfrutar de un descanso de calidad.

* Muévete. No lleves una vida sedentaria. Si te cuesta hacerlo, comienza por cosas sencillas como un paseo de diez minutos o subir las escaleras de casa en lugar de utilizar el ascensor.

* Hidrata tu cuerpo. Igual que cuidas de hidratarte por fuera es necesario hacerlo por dentro. Bebe la cantidad de agua recomendada a diario.

* Consume frutas y verduras frescas a diario. Una ensalada al día o una pieza de fruta como tentempié a media mañana son buenas formas de aprovecharte de sus beneficios para la salud.

* Ilusiónate. Una buena actitud y una mirada a la vida en positivo te ayudará a sentirte bien y mejorará tu salud mental y emocional.

www.biogest.es

 

 

Las flores son capaces por si mismas de alegrar una estancia. ¿Y qué mejor momento que el inicio de la primavera para disfrutar de su presencia? Anímate y decora tu hogar con flores frescas esta temporada.

Cómo decorar tu casa con flores en primavera

Pequeños detalles o grandes ramos.

La flor cortada es una forma estupenda de decorar tu casa y cambiar esta cada dos o tres semanas, dándole un aire renovado, acogedor, fresco y agradable. Puedes hacerlo de dos maneras según tu estilo; con pequeños detalles o en grandes ramos.

Los ramos grandes de un solo tipo de flor o una composición de varias son estupendos para lugares sobrios. Serán el centro focal al que vayan todas las miradas al entrar en una estancia. No es buena idea poner más de un ramo vistoso en una misma habitación. Una mesa de centro en el salón, un mueble de entrada, la mesa de la cocina o un aparador en el dormitorio son lugares estupendos para poner un ramo de flores de temporada.

Si prefieres la decoración minimalista o que las flores sean un complemento a la misma y no el foco de atención principal, opta por repartirlas en ejemplares sueltos. Puedes comprar un ramo de flor de temporada y poner un ejemplar en cada recipiente en distintos puntos de la vivienda. Utiliza vasos altos, botellas estrechas, tarros o jarroncitos estilizados y repártelos en repisas de ventanas, estantes o mesas. Sentirás la primavera en casa en todo su esplendor.

Elige flores de temporada.

Si hay una flor cortada estrella en primavera esta es el tulipán. En esta época del año encontrarás ramos a muy buen precio en una gran variedad de colores. Optes por tonos vivos, colores pastel o un blanco o negro puros, no te resultará difícil encontrar tus preferidos en floristerías de calle o incluso para comprar on line.

¿Los tulipanes no te entusiasman? No te preocupes, hay muchas otras flores de temporada bonitas, asequibles y lo suficientemente populares como para encontrarlas sin problemas en cualquier floristería. Entre ellas los jacintos, los narcisos, las prímulas, las clavelinas o las gerberas. Estas últimas son muy coloridas y perfectas para utilizar ejemplares sueltos.

El recipiente también importa.

Si optas por un gran ramo utiliza un jarrón de cristal o de un color que no compita con las flores por la atención de quien lo contempla.

En el caso de los ejemplares aislados, echa mano de tu imaginación y busca en tus armarios. Tarros, botellas y vasos son estupendos para este fin. ¿No te gusta que se vea la rosca de los tarros? Puedes cubrirla con un pequeño lazo atado en la parte posterior o unas vueltas con un cordel de cocina para darle un aspecto rústico natural.

Flor en maceta.

¿Prefieres flor en maceta en lugar de las efímeras flores cortadas? Caléndulas y pensamientos son preciosas, económicas y populares. Son estupendas en macetas para decorar repisas de ventanas porque no son muy altas y no restarán luz al interior de la estancia.

No te conformes con las macetas negras de plástico en los que normalmente se comercializan y utiliza una acorde a los colores y el estilo de la decoración de tu hogar.

Esta primavera decora tu hogar con flores de temporada.

www.biogest.es

 

 

Siempre es aconsejable llevar una vida saludable y muy especialmente durante la etapa del embarazo. Pero hay algunos alimentos que siendo buenos no se recomienda que sean tomados por la mujer embarazada, por diversos motivos. Si estás en esta etapa de tu vida te conviene conocerlos y saber por qué no es el mejor momento para consumirlos.

Alimentos no recomendados durante el embarazo

Alimentos que es recomendable evitar durante el embarazo.

1.- Pescado y marisco crudo.

No es recomendable sobre todo por el riesgo de que contenga anisakis. Este es peligroso para todos los consumidores, pero sufrirlo durante el embarazo es aún más problemático. Si vas a consumirlo en casa puedes congelarlo durante al menos 48 horas y luego comerlo, pero no merece la pena correr el riesgo de comerlo en un restaurante, aunque la ley también les obliga a hacerlo. De todos modos, en esta etapa es mejor tomarlo siempre cocinado para evitar otros riesgos.

Así que sushi, tartar de atún o salmón, ceviches o anchoas en vinagre, mejor para después de que nazca el bebé.

2.- Carpaccio de ternera y tartar de ternera.

Es carne roja cruda. Totalmente. El riesgo de que esta carne se contamine con microorganismos es mucho mayor que cuando esta está cocinada. Si puedes evitarlo, opta por otro tipo de preparaciones que no impliquen un riesgo para la salud.

Puedes comer la ternera bien cocinada a la plancha, en asados o guisos, por ejemplo.

3.- Quesos y leche no pasteurizados.

Son los llamados quesos crudos. El riesgo de contraer listeria hace recomendable no consumirlos durante el embarazo. La leche pasteurizada es la que encuentras habitualmente en el mercado y la gran variedad de quesos delicioso que puedes consumir sin riesgo alguno hacen que no merezca la pena optar por este tipo de alimentos sin pasteurizar.

4.- Huevos crudos.

Cada año se alerta de este peligro a la población. La posibilidad de que contengan salmonela hace aconsejable prescindir de preparaciones como la mayonesa casera, entre otras, que se elaboran con huevos crudos. Esta enfermedad puede ser muy grave para cualquier persona y es un riesgo innecesario para la salud de la mujer embarazada y su hijo. En este caso es mejor optar por las preparaciones comerciales elaboradas con huevos pasteurizados.

5.- Hígados animales y otras vísceras.

Esta parte del cuerpo de animales como la ternera, el cerdo o el pato, entre otros, aporta una gran cantidad de vitamina A. Un exceso de esta es desaconsejable para el feto, por lo que son alimentos que es recomendable evitar durante el embarazo. Realmente no tiene peligro consumir una vez una pequeña porción debidamente cocinada, pero consumirlo habitualmente es algo a evitar.

Algunos alimentos que te conviene consumir con moderación durante el embarazo.

* Café y otras bebidas ricas en cafeína.

* Bebidas energizantes a base de taurina y otras sustancias estimulantes.

* Azúcar en exceso.

* Grasas. Siempre con moderación y que sean grasas insaturadas o “grasas buenas”.

 

www.biogest.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies