Archive for the ‘Causas infertilidad’ Category

Existen numerosos factores que influyen en la fertilidad. Algunos de ellos todavía hoy en día son desconocidos. De otros existen numerosos estudios y pruebas. Son estos últimos los que cuando se busca el embarazo hay que tratar de favorecer. Unos hábitos de vida saludables tienen una importante incidencia en algunos de los factores que favorecen la fertilidad.

Biogest-Hábitos saludables que mejoran la fertilidad

Una buena alimentación y un peso saludable favorece la fertilidad.

El peso corporal es un factor clave para la fertilidad femenina. Tanto una situación importante de sobrepeso como un peso inferior a lo considerado saludable por la OMS dificultan la concepción y el adecuado desarrollo del embarazo.

Cuando buscas el embarazo el primer paso es acercarte a un peso corporal adecuado, si no lo tienes. Y hacerlo de forma saludable, con ayuda médica si es preciso. Tanto si se trata de adelgazar como de ganar peso.

Una alimentación adecuada acompañada del tipo de ejercicio concreto cada caso será la mejor forma de lograrlo.

Evitar hábitos nocivos, fundamental para mejorar la fertilidad.

Los hábitos nocivos y la ingesta de tóxicos no son aliados de la concepción. El tabaquismo tiene una incidencia brutal sobre la concepción. Según los investigadores, el consumo habitual de tabaco reduce entre un 50% y un 75% las posibilidades de concebir.

La ingesta habitual de alcohol y el abuso de cafeína dificultan la concepción y el adecuado desarrollo embrionario en caso de que este tenga lugar.

Evitar, pues, tabaco y alcohol es necesario para facilitar la concepción.

La práctica de ejercicio físico moderado ayuda a mejorar la fertilidad.

Practicar ejercicio moderado favorece la fertilidad desde diferentes ángulos. Por un lado, mejora el peso corporal. Por otro, mejora las funciones vitales, entre las que se encuentra la fertilidad. Y en último término, pero no por ello menos importante, ayuda a reducir el estrés.

La práctica habitual de ejercicio físico moderado contribuye a mejorar el estado de ánimo y hace que el cerebro segregue más dopamina. Esto influye en menores niveles de estrés y una importante reducción del insomnio o la dificultad para disfrutar un sueño de calidad. Durante el mismo el organismo desarrolla distintos procesos que tienen una incidencia global en el estado integral del cuerpo.

Todo esto contribuye a mejorar la capacidad reproductora y a favorecer el estado del organismo para la concepción.

Respeta las horas de sueño.

Como acabamos de mencionar, la calidad del sueño tiene una gran influencia en la capacidad reproductiva. Crear buenos hábitos de sueño te ayudará a aumentar tus posibilidades de concebir. Mantener unos horarios adecuados, dormir con una temperatura ambiental óptima y respetar las horas necesarias de sueño son aspectos clave en este ámbito.

Llevar una vida relajada mejora la fertilidad.

Todo factor que influya en alejar el estrés de la vida cotidiana tendrá una influencia positiva en la capacidad reproductiva de la mujer. Aprender a relajarse y practicar a diario alguna disciplina que te ayude a lograrlo como el yoga, el taichí o la meditación, contribuye a mejorar la fertilidad.

Si quiere mejorar tu fertilidad y aumentar tus posibilidades de concebir, implementa estos hábitos de vida saludables en tu día a día.

www.biogest.es

 

 

La vitamina D es necesaria para diversos procesos del organismo, algo que es sabido desde hace mucho tiempo. De lo que no se tenía constancia probada hasta hace relativamente poco tiempo es de la importancia de la vitamina D para la fertilidad y de lo necesaria que es para ayudarte tanto a concebir como a llevar el embarazo a buen término.

Biogest-La importancia de la vitamina D para la fertilidad

  • La carencia de vitamina D y su influencia en los abortos tempranos reiterados.

El déficit de vitamina D puede provocar problemas en la gestación como la preeclamsia y la diabetes gestacional. Pero con ser preocupantes, no son el mayor riesgo del déficit de esta vitamina en la mujer gestante. Se ha demostrado que es uno de los principales causantes del aumento de abortos en las primeras semanas de embarazo, entre otros motivos, porque influye en el aumento de los autoanticuerpos, contribuye al empeoramiento de las enfermedades autoinmunes y altera el equilibrio de los linfocitos.

  • La vitamina D y su contribución a la concepción.

La mujer con un nivel de vitamina D adecuado en su organismo tiene mayores posibilidades de concebir ya sea de forma natural o con ayuda mediante la reproducción asistida. Un organismo sin carencia de vitamina D ofrece mejores condiciones del endometrio para la implantación. Esto ocurre porque es capaz de crear un ambiente equilibrado entre células inmunes y moléculas inflamatorias aumentando las posibilidades de que así ocurra finalmente.

  • Vitamina D, cómo obtener la que tu organismo necesita.

 

  • La luz del sol, necesaria para que el organismo sintetice la vitamina D.

La vitamina D es la llamada vitamina del sol porque es necesaria la luz solar para que el organismo la sintetice. Este no quiere decir que tengas que tomar el sol sin una protección adecuada para la piel y los ojos. Muchas veces ni siquiera es necesario que tomes directamente el sol y simplemente con hacer vida que incluya paseos diurnos al aire libre o sentarte en un parque puede ser suficiente.

Algunos estudios de profesionales en esta materia obtienen como resultado que la media diaria necesaria son 10 minutos en abril y julio y 30 minutos en octubre, aunque esta cifra ascendería a las 2 horas y 10 minutos en el mes de enero.

  • La alimentación, clave.

Los alimentos con mayor riqueza de vitamina D por cada 100gm son el aceite de hígado de bacalao, el salmón, las sardinas, las ostras, los huevos, los quesos y la seta conocida como rebozuelo.

Existen alimentos funcionales como lácteos o cereales enriquecidos con vitamina D. Si optas por éstos, es importante que tengas en cuenta realmente qué porcentaje de tus necesidades diarias quedan cubiertas con ellos.

  • Suplementación alimenticia.

Afortunadamente hoy en día existen los suplementos alimenticios. Gracias a estos puedes tomar la cantidad de nutrientes, en este caso de vitamina D, que tu cuerpo necesita sin darte atracones de comida. Es recomendable que consultes a tu médico sobre la idoneidad de tomar estos si estás buscando el embarazo y tu analítica ha mostrado déficit de vitamina D.

Recuerda; una dieta equilibrada, el consumo de alimentos ricos en vitamina D y la actividad al aire libre te ayudarán a aumentar tus niveles de vitamina D que contribuirá a facilitar la concepción y el buen desarrollo del embarazo. Si tienes dudas al respecto consulta con tu médico.

www.biogest.es

 

La endometriosis es una de las principales causas de la infertilidad femenina. En algunos casos solamente dificulta la concepción, pero en los casos más graves es causante de la infertilidad en la mujer.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad que supone el crecimiento desmedido del endometrio. Este tejido, que en principio solo debería formar parte del útero, se extiende a otras zonas. Cuando este crecimiento es excesivo puede colonizar órganos como los ovarios o la zona pélvica. Entre los problemas que genera, está el sufrir reglas dolorosas, el dificultar la concepción o incluso en los casos más graves la infertilidad.

Endometriosis, una de las principales causas de infertilidad femenina

¿A quiénes afecta la endometriosis?

Se estima que un 15% de las mujeres en edad fértil sufren endometriosis leve o grave. No se ha establecido un perfil determinado de mujeres propensas a sufrirlo. Se cree que puede tener cierta carga hereditaria pero no están claros los por qué de su aparición.

¿Se puede sufrir endometriosis y ser madre?

Si, se puede. La endometriosis dificulta la concepción natural, pero con ayuda médica la mujer podrá concebir con éxito. Son muy raros y escasos los casos en los que la endometriosis es tan grave que lo impide.

La reproducción asistida es una gran ayuda para que la mujer que sufre endometriosis conciba. Lo habitual es que una mujer con endometriosis leve o moderada pueda gestar con seguridad a su hijo llevando un embarazo normal.

Incluso en los casos graves, poco comunes, es posible que mediante la cirugía la mujer pueda ser madre de forma natural.

Si sufres endometriosis, no te preocupes. Consulta tus opciones con profesionales médicos expertos para que te informen sobre tu enfermedad y te guíen en el proceso de la maternidad y poder lograr tu deseo de tener hijos.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

– Dolor durante la menstruación, a menudo de gran intensidad.

– Dolor habitual en la zona baja del abdomen y en la zona baja de la espalda.

– Sangrado muy abundante durante la menstruación.

– Pérdida de sangre entre periodos.

– Dolor al orinar durante la menstruación.

¿Qué puedo hacer si sospecho que padezco endometriosis?

Si sospechas que sufres endometriosis el primer paso es acudir a consulta ginecológica. Existen pruebas diagnósticas muy sencillas que te dirán si realmente sufres o no este problema.

Una laparoscopia pélvica o una imagenología son algunas de las pruebas a través de las cuáles puede diagnosticarse la enfermedad o descartar que se padece esta. Ultrasonidos o resonancia magnética son otros métodos diagnósticos adecuados para esta problemática.

En el caso de que realmente padezcas endometriosis y dependiendo el grado de afectación de esta, el especialista te aconsejará cómo actuar si deseas ser madre. Actualmente la reproducción asistida es la mejor ayuda para la mayor parte de las mujeres en estos casos.

www.biogest.es

 

 

Por suerte nuestra sociedad ha avanzado en los últimos años y, actualmente, convivimos con distintos tipos de familias: monoparentales, nucleares, homoparentales, familias de hecho… En Biogest, desde hace años, ayudamos a las mujeres solteras y a parejas de mujeres a engendrar un hijo cuando lo desean.

La ley de Técnicas de Reproducción Asistida del año 2006, reconoce el derecho a utilizar todas las técnicas reguladas en la ley con independencia de su estado civil y/u orientación sexual. En nuestro centro realizamos tratamientos a mujeres sin pareja o mujeres homosexuales para ayudarles en su propósito de tener un hijo.

Las opciones de tratamiento son, principalmente, la Inseminación Artificial de donante o la Fecundación In Vitro.

En el caso de mujeres solas, si están sanas, lo más habitual es la Inseminación con donante que consiste en la introducción artificial de semen, de un banco de donantes, en el aparato genital de la mujer, tras su procesamiento en el laboratorio. Debe acompañarse por un estudio de la función ovárica mediante analíticas hormonales, estudio de la permeabilidad tubárica y ecografía vaginal.

Por otro lado, la fecundación in vitro con óvulos propios y semen de donante es una técnica de laboratorio que consiste en fecundar los óvulos, previamente extraídos, con el semen de un donante. Una vez fecundado, el óvulo se convierte en un preembrión y se transfiere al útero para que continúe su desarrollo. En el caso de parejas homosexuales, una de las mujeres puede ser a la que se le extraen los óvulos y la otra puede recibir los embriones resultantes después de la fecundación. De este modo, las dos participan en el proyecto reproductivo, una de ellas es la madre genética y la otra, si se produce el embarazo, la madre biológica.

Reserva una visita gratuita llamando al 977 32 00 33 o www.biogest.es

Como hemos explicado en varias ocasiones, las causas por las cuales no se consigue un embarazo pueden ser múltiples: la edad avanzada de la madre, patologías del hombre o de la mujer… pero también existen factores y hábitos que pueden intervenir en la concepción.

Aunque, popularmente, se ha hablado de algunos alimentos que pueden aumentar la fertilidad, no hay nada científicamente probado. En cambio sí que hay estudios en los cuáles que ciertos hábitos son más favorables para conseguir un embarazo.

En primer lugar, el tabaquismo puede generar problemas para la fertilidad tanto en los hombres como en las mujeres. En ellos, el consumo de cigarrillos puede ocasionar una pérdida de cantidad y movilidad de los espermatozoides. En las mujeres, el tabaco genera alteraciones hormonales que redundan en una mayor dificultad para quedar embarazadas. Decenas de estudios han demostrado cómo a las parejas que fuman les cuesta mucho más lograr la concepción que a las que no lo hacen. Los porcentajes en que el consumo de tabaco reducen las probabilidades de embarazo varían según cada investigación, pero van del 50% al 75%.

Otro factor es el peso corporal que tiene influencia en la capacidad de las mujeres para quedar embarazadas. En el caso de bajo peso, porque para una correcta ovulación el organismo requiere tener un mínimo de 22% de grasa corporal y, las mujeres muy delgadas, están por debajo de esta cifra. En caso del problema opuesto, el del sobrepeso u obesidad, las posibles consecuencias tienen que ver con una alteración de la química hormonal que también reduce las posibilidades.

El estrés y ansiedad también puede ser motivo de dificultades para el embarazo. En general, esto se debe a que, en las mujeres, altera el ritmo hormonal y en los hombres reduce la calidad de los espermatozoides.

En general, recomendamos que unos meses antes de buscar el embarazo, los dos miembros de la pareja, tomen nota de sus hábitos y lleven una vida lo más saludable posible: dieta rica y variada, eliminar el tabaco y realizar ejercicio para evadirse del estrés y mantenerse sano.

Reserva una visita gratuita llamando al 977 32 00 33 o www.biogest.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies