Archive for the ‘Congelación de óvulos’ Category

Actualmente es posible preservar la fertilidad (tanto femenina como masculina). Quizá en este momento no tengas claro si el día de mañana desearás ser madre (o padre). O puede que tengas la certeza de querer tener hijos, pero como plan de futuro. O tal vez te enfrentes a una enfermedad que puede poner en peligro tu fertilidad futura. Sea por estos u otros motivos, recurrir a la preservación de la fertilidad es una decisión inteligente y madura.

Métodos para preservar la fertilidad

Métodos para preservar la fertilidad más empleados.

Congelación de óvulos.

La congelación de óvulos o vitrificación de ovocitos es el método para preservar la fertilidad femenina más empleado. Por diferentes razones. La primera de ellas es que ello depende únicamente de la decisión de la mujer. Si bien es recomendable que aún no haya cumplido los 35 años.

No importa si no tienes pareja (o si no tienes pareja masculina). Si crees que en el futuro querrás ser madre, pero no puedes o no deseas serlo aún, la congelación de tus propios óvulos es una decisión acertada.

La vitrificación de óvulos es un tratamiento sencillo y te proporcionará una gran tranquilidad de cara al futuro. ¿En qué consiste exactamente? Mediante una aspiración de los ovarios se obtienen los óvulos. Para facilitar la obtención de estos, previamente la mujer se somete a un tratamiento hormonal de estimulación de la ovulación.

Congelación de espermatozoides o de tejido testicular.

El equivalente masculino a la congelación de óvulos es la congelación de espermatozoides o de tejido testicular. Este método es utilizado sobre todo por hombres que piensan que querrán ser padres en un futuro y no desean arriesgarse a que con el paso del tiempo su capacidad de concepción disminuya y por hombres que deben someterse a algún tipo de tratamiento médico que ponga en riesgo su futura fertilidad.

El método es muy sencillo; la congelación de una muestra de semen o de tejido testicular obtenido por biopsia.

Congelación de embriones.

La congelación de embriones es un método de preservación de la fertilidad especialmente indicado para parejas heterosexuales. Pueden existir diversos motivos por los que la pareja decida que debe aplazar el momento de ser padres.  Para evitar problemas al concebir si en un futuro uno de ellos (o ambos) tuviera problemas de fecundidad debidos a la edad u a otras cuestiones, la congelación de embriones es la solución.

El método es sencillo y se inicia con el mismo tratamiento que la congelación de óvulos. Solo que en este caso, antes de congelar los óvulos estos se fecundan con espermatozoides de la pareja.

Conocer los métodos para preservar la fertilidad te ayudará a tomar decisiones en el presente sobre tu futura maternidad (o paternidad). ¿Te has planteado preservar tu fertilidad?

www.biogest.es

 

Congelar tus óvulos es una buena idea por diversos motivos. ¿Alguna vez te has planteado hacerlo para ser madre en el futuro? Estas son algunas de las muchas razones por las que es interesante recurrir a esta técnica.

Por qué congelar tus óvulos es una buena decisión

1.- Podrás postergar la decisión de ser madre por distintos motivos personales.

Pueden ser muchas las causas por las que una persona decida posponer el ser madre. Motivos personales, sociales, de trabajo, de capacidad económica actual o futura, de pareja… Pero con el paso del tiempo la edad de los ovarios envejece y puede presentar más problemas.

Congelar tus óvulos en la juventud te permitirá, si posteriormente decides ser madre, facilitar la concepción. Y aumentará las probabilidades de un embarazo saludable y feliz.

2.-Te permite ser madre tras problemas de salud ginecológica y/o tratamientos agresivos.

Algunos problemas de salud como los cánceres ginecológicos o la menopausia precoz y tratamientos como la quimioterapia pueden afectar a la capacidad para concebir. Congelar tus óvulos te permitirá ser madre en el futuro concibiendo un hijo con sus propios óvulos.

Ninguna persona puede saber qué le deparará el futuro. Ni qué problemas de salud nos encontraremos en nuestro camino. Pero podemos decidir cómo prepararnos para que si una enfermedad de este tipo llega no acabe con nuestras expectativas vitales.

3.- Te permite disponer de óvulos de mayor calidad cuando desees la concepción.

El envejecimiento de los ovarios es una cuestión que tiene una gran incidencia sobre la fertilidad. También puede afectar a las primeras semanas de vida del feto y su óptimo desarrollo. Este envejecimiento se acelera especialmente a partir de los 41 años de vida de la mujer, de media.

El envejecimiento ovárico no solo tiene lugar por el lógico paso del tiempo. Hay determinados trastornos de salud que pueden acelerar el envejecimiento de los ovarios.

Para evitar estos problemas, congelar tus óvulos cuando estos aún son jóvenes es una buena decisión.

4.- Evitarás la angustia de no ser madre en un momento determinado de tu vida.

Para algunas mujeres es muy angustioso comprobar que van cumpliendo años y las circunstancias le obligan, o hacen aconsejable, posponer la maternidad. La sensación de que se va acabando el tiempo para ello puede generar muchos problemas de estrés, ansiedad y afectar a decisiones claves en distintos aspectos de la vida personal o laboral.

Congelar tus ovarios te ayudará a evitar esa sensación de angustia y miedo. La certeza de que tus ovarios están esperando al momento en que realmente decidas concebir, te liberará de presión.

5.- Te permitirá evitar problemas legales.

Congelar óvulos es una decisión personal que solamente incumbe a la mujer que decida hacerlo. No ocurre igual con la congelación de embriones. En caso de ruptura de una pareja heterosexual la implantación de estos puede quedar supeditada a la decisión de ambos miembros de la misma. Y no llegar a un acuerdo puede crear un conflicto legal muy importante.

La congelación de los óvulos te evitará pasar por este mal trago en caso de una separación. Nadie podrá decidir por ti el uso de tus óvulos.

Son solamente algunas de las razones por las que te puede interesar congelar tus óvulos. ¿Has pensado alguna vez en ello?

www.biogest.es

 

 

La rapidez actual y las exigencias sociales y laborales retrasan cada vez más el hecho de ser padres. Desde Biogest, atendemos cada vez más consultas sobre la preservación de óvulos y de esperma aunque la decisión se toma, todavía, demasiado tarde. En este sentido, actualmente, se producen unos 40 casos anuales de congelación de óvulos en la demarcación de Tarragona, una cifra baja comparada con otras zonas europeas más concienciadas con esta cuestión.

3 JORNADA REPRODUCCION ASISTIDA BIOGEST REDES

Generalmente, la preservación de la fertilidad se realiza en individuos sanos que lo realizan de forma preventiva, por condicionantes sociales o personales, o en individuos sujetos a un tratamiento oncológico con el que están expuestos a una pérdida de la fertilidad.

El director médico de Biogest, el Doctor Jordi Aragonés Sanahuja, destaca que “esta preservación se realiza más en los hombres que en las mujeres. De cada 5 casos de congelación de óvulos hay 25 de congelación de esperma. Uno de los motivos es que la congelación de esperma ha sido más frecuente a lo largo de los años y se empezó antes. En el caso de la vitrificación de óvulos, es más reciente “.

En el caso de la mujer, el Dr. Aragonés remarca que aunque las visitas de pacientes para preservación de la fertilidad “vienen cuando ya tienen una edad avanzada, de 38 a 40 años, y habría que hacerlo 10 o 15 años antes, pues en estas edades ya se tienen dificultades para generar óvulos. Este hecho, ocasiona que algunas de estas mujeres tengan que optar por la ovodonación en vez de realizar su propia preservación”.

Debido al incremento precisamente de este tipo de consultas y con el objetivo de resolver dudas y explicar todo el proceso sobre esta cuestión, celebramos la 3ª Jornada dedicada a la Preservación de la fertilidad, el próximo 26 de mayo en Paseo Prim, 2-4 de Reus.

Programa de la Jornada:

18: 00h Bienvenida a los asistentes.

18.10h Dr. Jordi Aragonés: Salvaguardar la fertilidad en los hombres y las mujeres es posible.

18.30h Caso real: Una pareja que ha preservado la fertilidad, explicará su caso de éxito. La mujer, de 40 años, actualmente está embarazada, pero los embriones que se le implantaron son un poco más jóvenes, ya que ella tenía 37 años cuando los decidieron congelar para su preservación.

18.50h Dra. Misericordia Borràs: El apoyo psicológico y emocional en los tratamientos de reproducción asistida.

19.10h Aperitivo y consultas libres sobre los tratamientos de reproducción asistida o preservación de la fertilidad, al equipo medico en diferentes consultes privadas.

Todos aquellos que quieran inscribirse en la Jornada, es gratuita, lo pueden hacer en el teléfono 977 32 00 33 o www.biogest.es/jornada

 

 

¿Aún no quieres tener hijos? En las últimas décadas, debido a diferentes factores personales, sociales y laborales, cada vez se tarda más en tomar la decisión de formar una familia. Los últimos datos estadísticos, desvelan que entre un 15% y un 17% de las parejas en edad reproductiva tendrán problemas de fertilidad.

A esta disminución de la fertilidad, en el caso de la mujer, se le añaden otros casos que pueden acelerarla: tratamientos oncológicos, patologías ováricas (endometriosis severa, menopausia precoz…), entre otras causas. En el caso del hombre, se suman problemas de infertilidad por causas adquiridas del ambiente, por el ritmo laboral, trastornos en la próstata y también pacientes oncológicos. También es habitual preservar la fertilidad antes de realizarse una vasectomía.

¡Preserva tu fertilidad para cuando quieras!

¿Cómo preservamos la fertilidad?

Gracias a las diferentes técnicas de preservación de la fertilidad, evitaremos el efecto de la edad o patología en la calidad ovocitaria en las mujeres y, de la calidad del semen, en el caso de los hombres.

Actualmente, Biogest preserva la fertilidad femenina y masculina con los siguientes métodos: la vitrificación de óvulos, la vitrificación de embriones y la congelación de espermatozoides o tejido testicular.

La vitrificación de los óvulos, consiste en la obtención de óvulos mediante una punción de los ovarios, realizando previamente un tratamiento hormonal de estimulación de la ovulación para conseguir un número suficiente de óvulos. En este caso, en un total de 15 días, se completa el tratamiento. La vitrificación requiere hospitalización de 1 a 2 horas en nuestra clínica y la paciente podrá continuar su vida diaria con normalidad. La ventaja que presenta esta técnica frente a la clásica congelación es que, debido a la alta velocidad de enfriamiento, se evita la formación de cristales en el interior de la célula.

Otro modo de preservar la fertilidad, sería la vitrificación de embriones que la iniciamos con el mismo tratamiento que la de óvulos, pero éstos se fecundan con espermatozoides de la pareja o de banco antes de congelarlos. Finalmente, para preservar la fertilidad masculina, se realiza la congelación de espermatozoides o tejido testicular sin mayores inconvenientes para el paciente. Se realiza mediante la entrega de una o más muestras de semen o a partir de una biopsia testicular.

¿Quieres conocer más sobre la preservación de tu fertilidad? Biogest te ofrece la primera visita gratuita.

Con el objetivo de preservar la fertilidad, Biogest congela los óvulos de la mujer para poder utilizarlos en un momento posterior más adecuado. En el caso de Cataluña, la Generalitat concede autorizaciones de congelación de óvulos a los centros que cumplan unos determinados requisitos. Biogest ofrece este servicio a las mujeres que van a realizar tratamientos oncológicos agresivos que pueden comprometer el futuro de su fertilidad, tales como la quimioterapia o la radioterapia.

Sin embargo, a menudo, existen otras causas sociales y laborales que en la actualidad retrasan la maternidad. Obviamente, con la edad, los óvulos envejecen y eso conlleva un descenso de la fertilidad y aumento de anomalías genéticas. De este modo, si se decide congelar los óvulos jóvenes, estos efectos citados no se incrementarán.

También hay parejas que por, cuestiones morales, en técnicas de reproducción asistida, no quieren congelar sus embriones, en cambio asumen bien la congelación de óvulos. Por otro lado, el hecho de congelar óvulos exime también a la pareja de problemas legales en caso de separación, ya que éstos sólo serán una decisión de la mujer.

La congelación de óvulos

Para otros casos, desde Biogest congelamos óvulos para la creación de bancos para la donación, un hecho que permite reducir el tiempo de espera para una donante y poder conseguir más afinidad entre la donante y la receptora.

Aunque pueda parecer complicado, la congelación de óvulos es sencilla: se trata de realizar previamente un tratamiento hormonal de estimulación de la ovulación para conseguir un número suficiente de óvulos; éstos se obtienen mediante una aspiración de los ovarios y se procede a su congelación. En un total de 15 días, se completa el tratamiento, no requiere hospitalización en nuestra clínica y la paciente puede continuar con su vida diaria sin complicaciones.

A partir de su congelación, actualmente, hay una tasa de supervivencia superior al 80%. Es decir, una vez descongelados pueden ser fertilizados por los espermatozoides y tienen las mismas opciones de generar embriones sanos.

Biogest te ofrece la primera visita gratuita para que puedas exponer tus dudas.

www.biogest.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies