Archive for the ‘Consejos’ Category

¿Conoces los beneficios de los ejercicios de baja intensidad? Con este tipo de ejercicios puedes ponerte en forma y es un modo estupendo de mejor tu estado global de salud y de forma incluso en casos en los que no es recomendable o posible hacerlo con ejercicios de alto impacto. Por ejemplo, si padeces obesidad mórbida, durante el embarazo o si padeces problemas cardiovasculares, entre otros casos.

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Qué es el ejercicio de baja intensidad.

Se denomina así al tipo de ejercicio suave o que se realiza sin sobrepasar el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. A nivel menos científico, pero también fiable, podemos denominar ejercicio de baja intensidad a aquel que no llega a resultar agotador, que no deja exhausto a quien lo practica.

Por qué hacer ejercicio de baja intensidad para ponerte en forma.

En determinados casos el ejercicio de alta intensidad no es adecuado para la persona. Por ejemplo, si su estado de salud o forma actual no hace médicamente aconsejable hacer grandes esfuerzos ni un trabajo físico muy intenso. Pero incluso entre quienes no tienen estos problemas pueden aprovechar el menor desgaste físico que supone el ejercicio de baja intensidad, haciendo sesiones más prolongadas de este a fin de mejorar su estado de forma.

Ejemplos de ejercicios de baja intensidad adecuados para mejorar la forma física.

* Caminar. Dar paseos o caminar es un ejercicio de baja intensidad muy adecuado para mejorar la forma física. La OMS recomienda dar 10.000 pasos cada día. Si ya superas esa cifra y quieres mejorar tu estado de forma puedes aumentar la velocidad de la zancada, pero también ampliar los pasos diarios dados. No estarás forzando a tu cuerpo, pero notarás los beneficios de este ejercicio. Y no solo a nivel de funcionamiento del organismo. También porque te permite quemar calorías y mejorar la musculatura del tren inferior.

* Natación. La natación es un ejercicio de baja intensidad muy completo, que te ayuda a quemar calorías y definir el cuerpo trabajando tanto el tren inferior como el superior. Practicando natación estarás trabajando con un bajo impacto articular brazos y piernas. Si hablamos de practicar natación de baja intensidad lo importante es mantener un ritmo que permita una frecuencia cardíaca que nunca supere el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. Eso sí, a medida que vayas ganando práctica puedes ir aumentando el tiempo dedicado a esta actividad.

* Bicicleta. Tanto si se trata de pedalear en una bicicleta de calle como en una bicicleta estática, si no se supera la frecuencia cardíaca que ya hemos mencionado, este trabajo se considera ejercicio de baja intensidad. Con la práctica de ejercicio de baja intensidad en bicicleta puedes quemar calorías, desarrollar y tonificar la musculatura de las piernas y elevar los glúteos. Si partes de una forma física muy baja, comienza practicando este ejercicio uno o dos días por semana durante 10 minutos. Y poco a poco ve aumentando semana a semana uno o dos minutos más, sin subir la intensidad de este.

Si te cuesta trabajar en el gimnasio, llevas una vida sedentaria o circunstancialmente no puedes hacer ejercicios de alta intensidad no te preocupes. Trabajando con ejercicios de baja intensidad de forma adecuada cada día podrás ponerte en forma.

www.biogest.es

 

El frío es uno de los factores que más afectan a la piel. Por ello cuando llega el frío hay que tomar una serie de medidas para cuidar y proteger la piel de manera adecuada. Especialmente la del rostro y cuello y la de las manos, que son las zonas del cuerpo que suelen estar en contacto con el aire en esta época del año.

Cómo cuidar tu piel cuando llega el frío

Cómo cuidar tu piel cuando llega el frío

Hidrata tu cutis y manos de forma adecuada.

La hidratación de la piel es esencial para cuidar esta y evitar que el frío la reseque y la dañe. Elige una crema adecuada para la piel corporal, otra para tu tipo de cutis, y una específica para manos. Y aplica estas a diario, si lo consideras necesario incluso dos veces cada día; una por la mañana y otra antes de acostarte por la noche.

Si por trabajo o por ocio pasas mucho tiempo a la intemperie, utiliza además un buen serum hidratante facial. También puede ser adecuado para ti aplicarte una mascarilla hidratante una vez por semana o cada dos semanas, según notes que tu piel está necesitada de hidratación extra.

Peeling e hidratación, claves para cuidar la piel corporal en épocas frías.

En cualquier caso no hay que olvidar aplicar una buena crema hidratante a la piel corporal. Aunque en teoría no le afecte tanto el frío, la ropa invernal puede dificultar la adecuada oxigenación de la piel y ello deriva en que esta se muestra más escamada.

Procura hacerte un peeling semanal. Puedes hacerlo cómodamente en casa. E hidratar la piel del cuerpo a diario con una crema o bálsamo adecuados.

Protege tu piel del frío y los cambios bruscos de temperatura.

No solo el frío como tal afecta al buen estado de la piel. Los cambios bruscos de temperatura al pasar de ambientes con la calefacción alta al frío exterior también pueden dañar de forma importante la piel. Si no puedes evitar estos cambios, al menos protege tu piel del frío y el viento. Por ejemplo, utilizando guantes para las manos de manera habitual cuando llega el tiempo frío. Los de cuero son una buena opción porque es un material perfecto para proteger esta.

Evita sumergirte en agua muy caliente.

En las épocas de frío es frecuente optar por duchas o baños de agua muy caliente. Pero esto no es bueno para la piel. Regula la temperatura de modo que la temperatura de la misma sea agradable pero buena para el buen estado de tu piel. Si dispones de un grifo de temperatura regulable en la ducha o de un termómetro de baño, entre los 25 y los 30ºC es la temperatura de baño ideal para el bienestar de la piel. Si te resulta demasiado fría puedes subir a un máximo de 37ºC pero en ese caso limítate a una ducha y mejor no te sumerjas en ella.

Siguiendo estos consejos e implementándolos en tu día a día te resultará muy sencillo cuidar de tu piel cuando llegue el frío y mantener esta cuidada, bonita, suave y sana.

www.biogest.es

 

 

¿Estás preocupada porque no te quedas embarazada? Esto puede deberse a distintas cuestiones y lo ideal es consultar a un médico especialista sobre ello. Actualmente la infertilidad no es insalvable y existen opciones clínicas para poder ser madre. Pero también existen cosas que puedes modificar en tu vida para ayudar a esas opciones o, en algunos casos, incluso para concebir naturalmente. En muchas ocasiones un cambio de hábitos puede ser suficiente para favorecer la concepción.

favorecer la concepción

1.- Evita el tabaquismo.

¿Sabías que el tabaco puede afectar a la calidad ovocitaria? El tabaco tiene muchas consecuencias sobre la salud y una de la que se habla poco pero que es muy importante es cómo afecta a la calidad y estado de los ovocitos de la mujer fumadora.

Unos ovocitos de mala calidad dificultan la concepción natural. Por ello uno de los primeros hábitos a modificar si eres fumadora y deseas ser madre, es dejar el tabaco.

2.- Toma medidas para eliminar el estrés de tu vida.

El estrés tiene consecuencias muy negativas para la concepción. La razón principal es que el estrés puede afectar al funcionamiento del hipotálamo. Esta es una glándula del cerebro que, entre otras funciones, se encarga de regular las hormonas que envían la señal a los ovarios para que liberen óvulos.

Eliminar el estrés es algo que puede parecer más fácil de decir que de hacer. Sobre todo, si este llega sobre todo de cuestiones como el trabajo o por la enfermedad de un familiar cercano. Pero en muchas ocasiones aprender a relajarte y simplificar tu vida será suficiente para alejar el estrés.

3.- Mejora tu alimentación y haz ejercicio físico.

Tanto la alimentación como la práctica habitual de ejercicio físico son claves para mejorar la concepción al favorecer el buen funcionamiento del organismo y de los sistemas endocrino y reproductor, esenciales para la concepción y el buen desarrollo del embarazo. Una vida más saludable con una mejor alimentación y la inclusión de la práctica deportiva o de ejercicio físico en tu día a día te será de gran ayuda para mejorar tus posibilidades de concebir.

También hay que tener en cuenta que estos dos factores influyen en el peso corporal y que la obesidad dificulta la concepción. Por ello, si hasta ahora no has prestado atención a estas cuestiones y deseas aumentar tus posibilidades de concebir de modo natural, deberás modificar tus hábitos en este aspecto.

4.- Evita el consumo habitual de alcohol.

¿Haces un consumo habitual o excesivo de bebidas alcohólicas? Debes saber que el abuso de alcohol afecta tanto a la concepción como al adecuado desarrollo del embarazo y que es una de las causas de abortos tempranos.

Si habitualmente consumes alcohol haz una revisión sincera de tus hábitos para determinar si estás haciendo un uso abusivo y poco adecuado de este. Y, en ese caso, toma las medidas necesarias para evitar que este afecte a tus posibilidades de ser madre.

Como ves, no se trata de modificar factores insalvables. Cambiar estos hábitos es algo que puedes lograr si te lo propones y tomas las medidas adecuadas para ello. Y, así, prepararás a tu cuerpo para favorecer la concepción.

www.biogest.es

 

 

Aunque aparentemente puedan parecer dos conceptos contradictorios, descanso y ejercicio físico no lo son necesariamente. Dentro de una vida saludable hay espacio y momento para ambos. Y los dos son de gran importancia para favorecer la concepción, así como para el mejor desarrollo del embarazo.

 favorecer la concepción

La importancia del ejercicio físico y el descanso para favorecer la concepción

Diferenciar el descanso del sedentarismo es esencial.

Es esencial diferenciar el descanso del sedentarismo. Mientras el primero hacer referencia a una vida relajada y un tiempo necesario para recuperar fuerzas física y mentalmente, el segundo es una vida pasiva falta de ejercicio físico. Huir del sedentarismo es clave para una vida saludable, por ello practicar ejercicio físico moderado y de forma habitual es necesario. Pero también es necesario proveer al cuerpo del tiempo y calidad de descanso adecuados.

Descansar tampoco significa literalmente no hacer nada. El descanso es también una actitud y una forma de procurar al cuerpo y la mente el reposo y la relajación que precisan frente a las preocupaciones y obligaciones de la vida cotidiana.

Descansar bien te ayudará a favorecer la concepción.

Descansar bien ayuda a evitar el estrés, así como a mantener el organismo fuerte y sano. Es necesario para mantenerse en forma tanto a nivel físico como mental. Es decir, contribuye a mejorar factores que a su vez influyen sobre la capacidad de concepción.

¿Pero cómo puedes mejorar tu descanso para un mejor estado global de salud y favorecer la concepción? Estas son algunas formas de lograrlo:

* Modifica los hábitos de vida que sea necesario para llevar una vida más relajada.

* Aprende y practica las técnicas necesarias para relajarte y disfrutar de un descanso de mayor calidad.

* Procura ser regular en tus horarios de sueño siempre que tus obligaciones diarias te lo permitan.

* Toma las medidas necesarias para disfrutar de un sueño de calidad durante entre 8 y 10 horas diarias.

* Equilibra distintos aspectos de tu vida para dejar un espacio al descanso y la relajación. Trabajar, hacer deporte, disfrutar de un ocio activos, son buenos hábitos. Pero siempre debes dejar un espacio para la recuperación a través del descanso.

Hacer ejercicio físico moderado de forma habitual contribuye a favorecer la concepción.

Uno de los hábitos que te ayudarán a cuidar de tu salud y, además, a favorecer la concepción, es hacer de forma habitual ejercicio físico moderado. Una vida activa y no sedentaria es clave para facilitar distintos procesos propios del organismo. Entre ellos, los implicados en la concepción y el buen desarrollo del embarazo.

La OMS recomienda caminar a diario unos 10.000 pasos y hacer 150 horas de ejercicio físico semanales (2 horas y media). Algunos ejercicios suaves y saludables que pueden ayudarte a estar más sana y favorecer tus posibilidades de concebir son la natación, el senderismo, el remo o la llamada gimnasia de mantenimiento, entre muchos otros.

Procura organizar tu tiempo de modo que lleves una vida activa. Incluso si el tiempo es un problema para ti, puedes modificar algunos hábitos para hacer más ejercicio en tu día a día, como subir y bajar escaleras en lugar de utilizar el ascensor.

¿Sabías que hacer ejercicio físico ayuda a dormir mejor disfrutando de un descanso de mayor calidad? Pues efectivamente, así es. Así que, al hacer ejercicio físico, además de activar tu cuerpo y mejorar su forma y estado de salud, estarás contribuyendo a disfrutar de un mejor descanso.

Toma las medidas necesarias para incluir en tu vida ejercicio físico y descanso de calidad. Entre sus efectos positivos, estarás favoreciendo tus posibilidades para concebir.

www.biogest.es

 

 

En otoño comienzan a llegar al mercado algunos de los alimentos más saludables y sabrosos del año. ¿Conoces cuáles son los alimentos de esta temporada y cuáles son sus beneficios para la salud?

alimentos saludables, alimentos de temporada

Alimentos de otoño saludables y sabrosos.

Granada, la reina de las frutas de otoño.

La granada es un alimento delicioso propio del otoño, que raramente se encuentra en el mercado en fresco después de las primeras semanas de invierno. Así que es el momento de aprovechar esta delicia de temporada breve.

Rica en antioxidantes y polifenoles, parece ser un cóctel natural de nutrientes beneficiosos para la salud y la lucha contra el envejecimiento celular y la acción de los radicales libres. Los estudios sobre esta fruta han demostrado en los últimos años que es interesante como ayuda para reducir la hipertensión y para controlar los niveles de colesterol “malo” en sangre. Además, es rica en vitamina C y en potasio.

Por sí sola ya es muy rica. En la cocina es muy versátil como ingrediente de ensaladas y postres, sobre todo. ¿Sabías que la granada es uno de los ingredientes estrella de la cocina tradicional persa? Si te gusta esta fruta, puedes buscar recetas originarias de Irán.

Calabaza, protagonista de la cocina otoñal.

Si la granada es la reina de las frutas de esta temporada, la calabaza es sin duda la reina de las hortalizas de otoño. La tradicional crema de calabaza es sin duda la forma más popular de prepararla. Y sus posibilidades gastronómicas en repostería son cada vez más apreciadas en todo el mundo.

A nivel nutricional, la calabaza es un alimento rico en betacarotenos, folatos y otras vitaminas. Entre sus propiedades para la salud, destacan su contribución al buen funcionamiento del sistema inmunológico y su capacidad para ayudar a que el organismo asimile el hierro procedente de otros vegetales (como las lentejas, por ejemplo).

Asada, al vapor o cocida, se puede sacar mucho partido a este alimento en entrantes, aperitivos, platos principales y postres.

Setas, ni animales, ni vegetales.

El mundo de las setas es todo un placer para el paladar. Y un interesante campo de investigación por sus propiedades para el cuidado de la salud. Aunque podemos encontrar distintos tipos de setas y hongos a lo largo de todo el año, su gran temporada es el otoño.

Ceps, níscalos, champiñones salvajes, colmenillas, rebozuelos, setas de pie azul, de cardo… Existen multitud de variedades propias de distintas zonas. Pero algunas setas comestibles pueden parecerse a otras que no lo son, por lo que nunca deben cogerse de forma silvestre si no se está 100% seguro de que son comestibles. Ni comprarse a personas que no ofrezcan garantías en este sentido.

Si algo tienen en común estas setas, además de lo ricas que son, es su bajo aporte calórico. Por ello son fantásticas para quien disfrute comiendo y tenga que controlar su peso. Además, en general, son ricas en vitaminas del grupo B y en minerales como el cobre, el selenio, el fósforo y el potasio.

Pueden utilizarse en la elaboración de sopas, a la plancha, en revueltos, como ingrediente para preparar arroces, platos de pasta o acompañamiento de carnes y pescados, entre otras muchas posibilidades culinarias.

Nueces, frutos de otoño.

Actualmente estamos acostumbrados a encontrar nueces en el mercado durante todo el año. Pero es ahora, en otoño, cuando se recogen y almacenan para ser utilizadas en los meses siguientes.

Las nueces europeas parecen más pequeñas y feas que las llamadas “de California”. Su cáscara suele mostrarse ennegrecida y su tamaño puede que no llame la atención de quien se guía por la vista. Pero no te dejes engañar; su sabor es más intenso y rico. Por ello es muy apreciada por los gastrónomos.

La nuez es un gran alimento beneficioso para la salud cardiovascular y para el cerebro. No debe consumirse en grandes propiedades porque es muy calórico. Entre 4 y 6 unidades por día son suficientes para aprovechar sus beneficios dentro de una dieta equilibrada y saludable.

Puedes tomarlas solas como tentempié, acompañarlas con yogur, añadirlas a ensaladas, rallarlas sobre platos vegetales o arroces… y consumirlas en otros muchos tipos de preparaciones.

No son los únicos alimentos saludables y sabroso del otoño. Pero sí aquellos que merece la pena destacar por su sabor y sus valores nutricionales. Aprovecha la temporada, disfrútalos y cuídate.

www.biogest.es

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies