Archive for the ‘Embarazo’ Category

Cuidar del suelo pélvico es un buen hábito para toda mujer, y especialmente para aquella que desea ser madre. Es una zona del cuerpo a la que a menudo no se presta la debida atención, aunque cada vez es más conocida. Un suelo pélvico fortalecido te ayudará durante el embarazo y a una mejor recuperación post parto.

Por qué fortalecer el suelo pélvico antes del embarazo.

Si estás pensando en ser madre, comienza a trabajar para fortalecer tu suelo pélvico. En realidad, es algo que debería hacer toda mujer, independientemente de su postura frente a la maternidad. Pero especialmente en el caso de que esté planeando ser madre.

¿Por qué es más importante para la futura madre? Porque un suelo pélvico fuerte y tonificado, te ayudará durante el embarazo. En primer lugar, logrando que el aumento de peso propio del embarazo no afecte a la salud del mismo. Seguidamente porque en caso de un parto natural, este será más seguro sin debilitamiento de los músculos del área. Y en tercer lugar porque te permitirá una mejor recuperación durante el post parto a diferentes niveles.

Suelo pélvico y maternidad

Principales beneficios de un suelo pélvico fortalecido en el embarazo y el post parto.

* Minimiza el riesgo de debilitar la musculatura del área debida al peso del feto. Especialmente en el caso de partos múltiples, donde este peso aumenta.

* Mejora la resistencia de la musculatura del suelo pélvico contribuyendo a evitar que esta sufra durante el parto, así como a evitar ningún tipo de desgarro durante el mismo.

* Contribuye a evitar problemas de incontinencia urinaria y disfunciones sexuales debidas al debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico en la mujer independientemente de su estado. Es decir, independientemente de si ha pasado o no por la etapa de la maternidad.

Cómo fortalecer el suelo pélvico antes, durante y después del embarazo.

* Los ejercicios de Kegel son el método más sencillo para comenzar a fortalecer la musculatura de esta parte del cuerpo. Puedes consultar a tu médico sobre la forma correcta de realizarlos. Es muy fácil. También puedes acudir a clases específicas para este fin. O aprender a hacerlo a través de vídeos.

* Utilizar ayudas mecánicas. Tu médico te indicará las más adecuadas para ti, así como cuáles de ellas puedes utilizar durante el embarazo tanto antes como después del mismo. El uso de bolas chinas terapéuticas es uno de ellos.

* Gimnasia abdominal hipopresiva. Es una buena ayuda para fortalecer el suelo pélvico. Actualmente es un tipo de ejercicio para la mujer habitual en muchos gimnasios y centros de actividades para la salud. También existen vídeos didácticos que te indicarán la forma adecuada de realizarlos.

* Durante el post parto, aprovecha los beneficios para este fin de los aparatos de electroestimulación mecánica. No son adecuados para usar durante la gestación, pero son estupendos para fortalecer la zona tras el nacimiento de tu hijo.

* Una opción es el masaje perineal. Es algo que debe realizar un fisioterapeuta ginecológico. Es indicado para mujeres con un suelo pélvico muy debilitado y que precisen de ayuda extra para fortalecerlo, si bien no es algo que la mayor parte necesiten.

www.biogest.es

 

 

Cuidar tu salud antes de quedarte embarazada no es un simple capricho. Un buen estado de salud favorece la concepción, previene problemas durante el embarazo y favorece el adecuado desarrollo del bebé. Además, acorta el tiempo de recuperación en el post parto. Si está en tu mano, comienza a cuidarte antes de la concepción. Tu hijo y tú os beneficiaréis de ello.

La importancia de un cuerpo sano antes de la concepción

Qué hacer para disfrutar de un cuerpo sano antes de la concepción.

1.- Hazte un chequeo médico para identificar si hay puntos que te conviene mejorar.

Esto te dará una radiografía detallada de tu estado de salud actual. Si hay algún parámetro que mejorar es el momento adecuado para hacerlo. Es tu médico quien te dará, si es el caso, las recomendaciones precisas para mejorar tu estado global de salud.

2.- Inicia una dieta saludable y acostúmbrate a disfrutar de comer bien.

Si ya lo haces, ¡enhorabuena! Si aún no te lo has planteado, piensa que comenzar con buenos hábitos de alimentación desde antes de la concepción te ayudará a acostumbrarte y continuar cuidándote a lo largo del tiempo. Prepararás tu cuerpo para facilitar la concepción tanto como para proveer a tu bebé de todos los nutrientes necesarios antes de su nacimiento. Facilitará que te mantengas en un peso adecuado durante y después del parto. Y te ayudará a cuidar de tu salud a lo largo de los años.

3.- Abandona los hábitos nocivos para la salud.

Antes de la concepción es el momento perfecto para abandonar hábitos nocivos, si es que los tienes. Por ejemplo, es la ocasión perfecta para decidir dejar de fumar. O para aficionarte a hacer algo de ejercicio físico si llevas una vida sedentaria. Estás en el mejor momento para cambiar de hábitos de vida.

4.- Mejora tu estado de forma.

El ejercicio físico regular es algo que se recomienda a todo tipo de personas para la prevención de diversas enfermedades. Mejorar en este aspecto antes de la concepción te ayudará a disfrutar de un embarazo sano y saludable y contribuirá a que te mantengas en un peso adecuado para tu salud y la de tu bebé.

Algunas cosas sencillas que te ayudarán a mejorar tu salud de cara a la concepción.

* Mejora tus hábitos de sueño. Siempre que sea posible sé regular en los horarios y duerme las horas necesarias para disfrutar de un descanso de calidad.

* Muévete. No lleves una vida sedentaria. Si te cuesta hacerlo, comienza por cosas sencillas como un paseo de diez minutos o subir las escaleras de casa en lugar de utilizar el ascensor.

* Hidrata tu cuerpo. Igual que cuidas de hidratarte por fuera es necesario hacerlo por dentro. Bebe la cantidad de agua recomendada a diario.

* Consume frutas y verduras frescas a diario. Una ensalada al día o una pieza de fruta como tentempié a media mañana son buenas formas de aprovecharte de sus beneficios para la salud.

* Ilusiónate. Una buena actitud y una mirada a la vida en positivo te ayudará a sentirte bien y mejorará tu salud mental y emocional.

www.biogest.es

 

 

Siempre es aconsejable llevar una vida saludable y muy especialmente durante la etapa del embarazo. Pero hay algunos alimentos que siendo buenos no se recomienda que sean tomados por la mujer embarazada, por diversos motivos. Si estás en esta etapa de tu vida te conviene conocerlos y saber por qué no es el mejor momento para consumirlos.

Alimentos no recomendados durante el embarazo

Alimentos que es recomendable evitar durante el embarazo.

1.- Pescado y marisco crudo.

No es recomendable sobre todo por el riesgo de que contenga anisakis. Este es peligroso para todos los consumidores, pero sufrirlo durante el embarazo es aún más problemático. Si vas a consumirlo en casa puedes congelarlo durante al menos 48 horas y luego comerlo, pero no merece la pena correr el riesgo de comerlo en un restaurante, aunque la ley también les obliga a hacerlo. De todos modos, en esta etapa es mejor tomarlo siempre cocinado para evitar otros riesgos.

Así que sushi, tartar de atún o salmón, ceviches o anchoas en vinagre, mejor para después de que nazca el bebé.

2.- Carpaccio de ternera y tartar de ternera.

Es carne roja cruda. Totalmente. El riesgo de que esta carne se contamine con microorganismos es mucho mayor que cuando esta está cocinada. Si puedes evitarlo, opta por otro tipo de preparaciones que no impliquen un riesgo para la salud.

Puedes comer la ternera bien cocinada a la plancha, en asados o guisos, por ejemplo.

3.- Quesos y leche no pasteurizados.

Son los llamados quesos crudos. El riesgo de contraer listeria hace recomendable no consumirlos durante el embarazo. La leche pasteurizada es la que encuentras habitualmente en el mercado y la gran variedad de quesos delicioso que puedes consumir sin riesgo alguno hacen que no merezca la pena optar por este tipo de alimentos sin pasteurizar.

4.- Huevos crudos.

Cada año se alerta de este peligro a la población. La posibilidad de que contengan salmonela hace aconsejable prescindir de preparaciones como la mayonesa casera, entre otras, que se elaboran con huevos crudos. Esta enfermedad puede ser muy grave para cualquier persona y es un riesgo innecesario para la salud de la mujer embarazada y su hijo. En este caso es mejor optar por las preparaciones comerciales elaboradas con huevos pasteurizados.

5.- Hígados animales y otras vísceras.

Esta parte del cuerpo de animales como la ternera, el cerdo o el pato, entre otros, aporta una gran cantidad de vitamina A. Un exceso de esta es desaconsejable para el feto, por lo que son alimentos que es recomendable evitar durante el embarazo. Realmente no tiene peligro consumir una vez una pequeña porción debidamente cocinada, pero consumirlo habitualmente es algo a evitar.

Algunos alimentos que te conviene consumir con moderación durante el embarazo.

* Café y otras bebidas ricas en cafeína.

* Bebidas energizantes a base de taurina y otras sustancias estimulantes.

* Azúcar en exceso.

* Grasas. Siempre con moderación y que sean grasas insaturadas o “grasas buenas”.

 

www.biogest.es

 

El momento culminante del embarazo es el parto. Prepararse para él es una cuestión física, mental y de organización. Te contamos cómo prepararte para el parto para recibir a tu bebé del mejor modo posible.

Cómo prepararte para el parto

Cómo prepararte para el parto a nivel físico, mental y emocional.

Acude a clases de preparación al parto.

Las clases de preparación al parto no son un mero entretenimiento ni solo una forma de conocer a otras mujeres que están pasando por tu misma etapa vital. En estas aprenderás cuestiones relevantes sobre tu cuerpo y la mejor forma de afrontar el momento del parto. Te enseñarán cuestiones tan importantes como técnicas de respiración y de relajación. También a olvidarte de tus miedos si es que los tienes, pequeños trucos para minimizar el dolor así como a identificar cuándo realmente es el momento en el que acudir a maternidad porque el parto será inminente.

Fortalece tu suelo pélvico.

El suelo pélvico se debilita durante el embarazo. Y tiene su punto crítico durante el parto vaginal. Para una recuperación más rápida y un mejor post parto es interesante aprender a fortalecer el área del suelo pélvico. Realizar ejercicios de Kegel, por ejemplo, es una buena forma tanto de prepararte para el parto como de lograr que la recuperación del mismo sea más rápida, sencilla y cómoda para ti.

Mantente en buen estado de forma y salud.

Un buen estado de forma física y disponer de una buena capacidad cardiorrespiratoria son dos puntos clave para un buen parto y una rápida recuperación tras el mismo. Una buena alimentación y un ejercicio físico suave adaptado a tu estado de salud y estilo de vida son dos modos interesantes de llegar al momento del parto en buen estado de forma.

Cómo prepararte para el parto a nivel organizativo.

Organiza tu vida para este momento y para la etapa del post parto.

¿Tienes que organizar tu trabajo o negocio para tu baja maternal? ¿Tienes ya hijos y debes buscar quien los cuide esos días? ¿Estás sola y necesitas buscar quien te atienda y ayude en tus primeros días en casa con tu bebé?

Sea como sea, si necesitas hacer cambios y organizar las cosas tanto para el tiempo que pases en la clínica con tu bebé recién nacido como una vez regreses a casa, no te demores. El parto puede adelantarse o surgirte otras cuestiones que te impidan tomar las decisiones que precises a última hora. Así que lo mejor es que nada más entrar en el último trimestre de embarazo comiences a dejar todo listo para ese momento.

Prepara tu equipaje para el hospital y la canastilla del bebé.

Preparar tu equipaje para cuando te pongas de parto y la canastilla del bebé son dos de las cuestiones organizativas que debes tener en cuenta en las últimas semanas de embarazo. Comienza haciendo la lista de lo que necesitarás para cada una de ellas. Y déjalas preparadas de modo que cuando sean necesarias las tengas a mano.

Estos puntos clave te ayudarán a llegar al momento del parto con todo listo. A nivel físico, mental, emocional y organizativo. Para que vivas el momento bien preparada y no tengas que preocuparte de nada más.

www.biogest.es

 

En la actualidad los test de embarazo son capaces de determinar de forma temprana cuando una mujer está encinta. Los primeros signos físicos del embarazo ya no son una manera de saber si se está o no embarazada. Son importantes, sobre todo, para tomar más consciencia del nuevo estado. Es interesante verlos como los primeros signos de los cambios posteriores que llegarán y que anuncian la vida que va abriéndose paso y creciendo en tu interior.

* Ausencia de sangrado. Si bien algunas mujeres manchan con sangre durante la implantación del óvulo fecundado lo habitual es que no haya un gran sangrado. La menstruación desaparece. Y si eres como un reloj para estas cosas es probable que sea el primer signo físico de embarazo que notes. Si estás buscando el embarazo será el momento de comprobar mediante un test médico o de farmacia si realmente estás embarazada.

* Pecho más grande y más sensible. Es habitual que los senos aumenten ligeramente de tamaño durante las dos primeras semanas de gestación. En este periodo suelen mostrarse también más sensibles al tacto. Pero estos no son los únicos cambios que se dan en las mamas durante las primeras semanas del embarazo. A menudo los pezones y la aureola cambian de tamaño, en ocasiones se oscurecen ligeramente y se hipersensibilizan. Ancestralmente era uno de los indicadores que usaban las mujeres para detectar el embarazo.

* Cansancio. Las hormonas suelen provocar falta de sueño y elevar ligeramente el estrés en los primeros días de gestación. Esto suele traducirse en episodios de cansancio. Si es tu caso, lo ideal es que hagas caso a tu cuerpo y le regales el tiempo de relax y descanso que necesita. Alimentarte correctamente y respetar las horas de sueño son claves para ayudarte a que te sientas de nuevo fuerte y vital, con energías renovadas.

* Náuseas. No todas las embarazadas sufren de náuseas y vómitos. Pero la hormona hCG producida por el embrión las provoca a menudo. Y no solo por la mañana. Estas pueden darse en cualquier momento del día. Si vomitas en exceso, probablemente necesites hidratación oral extra. Normalmente es más molesto que otra cosa, aunque hay mujeres afortunadas que ni lo notan.

* Aumento de la temperatura basal. No es un cambio elevado, pero sí significativo. Salvo que seas muy sensible a estos cambios, lo más probable es que no lo percibas.

* Mayor sensibilidad olfativa y gustativa. Es común que en los primeros estadios del embarazo los cambios hormonales provoquen una hipersensibilidad olfativa y gustativa. Esto puede hacer que determinados olores y sabores te resulten desagradables y molestos. Esta sensibilidad se asocia, en ocasiones, con los llamados antojos o las ganas excesivas de disfrutar un determinado sabor.

* Aumento del moco cervical. Una de las consecuencias del incremento de la progesterona es el aumento del moco cervical y, en general, del flujo vaginal. Cuando este se produce en demasía, lo ideal es utilizar salvaslips para evitar molestias.

* Ganas frecuentes de orinar. El crecimiento del útero empuja a la vejiga. Esto unido a la sensibilidad de la vejiga causada por la hormona hCG, hace que la mujer gestante orine con mayor frecuencia de la habitual. Durante todo el embarazo la micción frecuente será una realidad. Pero hay que distinguirlo de la incontinencia urinaria, pues son dos cosas diferentes y esta última no tiene por qué darse durante la gestación.

Estos son los principales cambios físicos que habitualmente la mujer gestante siente durante las primeras semanas de embarazo. Aunque para algunas mujeres algunos pueden resultar molestos a otras les aporta la tranquilidad de saber que la gestación sigue su camino y que su bebé crece en su interior.

www.biogest.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies