EL CASO EXTRAORDINARIO DE CARLOS Y SARA

By Biogest
7 mayo, 2013 12:27

No es lo más habitual pero en esta ocasión, los profesionales del Centro de reproducción humana Biogest, se han encontrado ante un caso extraordinario.

Carlos y Sara se conocieron hace poco más de 3 años. Se enamoraron enseguida y al cabo de unos meses, decidieron que querían emprender su vida en pareja y de hecho, están viviendo la culminación de la su felicidad con el reciente embarazo de  Sara.  Hasta aquí y aparentemente, se trata del relato de una pareja como tantas otras.  Ahora bien, esta parella tiene un hecho diferencial que la distingue del resto y es que cuando se conocieron, Carlos se llamaba Carla y su físico, era el de una mujer.  No así su componente mental, que siempre se había identificado como un hombre: un hombre con cuerpo de mujer.

Así pues, cuando Sara conoció a su actual pareja, ya sabía y asumía que con un complejo tratamiento hormonal y un proceso que requería una gran atención médica, Carla iría convirtiéndose en Carlos, primero físicamente y después legalmente y de hecho, el día que la pareja se casó, los contrayentes fueron Sara y Carlos.

Un proceso complejo

Desde el punto de vista médico, el procedimiento de cambio de sexo resulta más fácil partiendo de un hombre que se ha de convertir en mujer, que no al revés.  Aún así para que este cambio se produzca con todas las garantías y sea definitivo, es imprescindible que la persona que quiere cambiar de sexo se someta a un tratamiento que se inicia con una fuerte hormonación con testosterona. Carlos también se ha sometido a diversas intervenciones quirúrgicas en las que se le ha practicado una mastectomía subcutánea, una histerectomía total más una anexectomía.

Con la mastectomía se le retiraron las glándulas mamarias, conservando pero, la piel del pecho, la aureola y el pezón.

En la histerectomía con anextectomía se le extrajeron el útero y todos los anexos uterinos, es decir, los ovarios y las trompas de Falopio. Con estas intervenciones, pues, Carlos, en su faceta femenina, dejó de menstruar y en teoría, de tener la posibilidad de tener hijos biológicos.

Así mismo, la práctica supera la teoría y mediante la aplicación de las técnicas y tratamientos nombrados, Carlos dejó a Carla atrás, pero antes, aún quiso llevar a cabo una acción médica más.

shutterstock_57853822

 Sin necesidad de renunciar a nada

Aunque en su faceta masculina Carlos no puede tener un embarazo ni fecundar a su pareja, antes de someterse a todas estas intervenciones quirúrgicas Carlos ha querido tener un hijo biológico y por tanto, no ha querido renunciar a esta maternidad-paternidad.  Si no fuese por las modernas técnicas de fecundación, esta posibilidad le hubiera sido completamente negada.

En un momento determinado, el equipo médico de Biogest suspendió con testosterona el tratamiento que estaba siguiendo Carlos, y cambiando de hormona, le estimularon los ovarios para obtener y preservar, algunos de sus óvulos.

Así que con una sola punción, los profesionales médicos le extrajeron a Carlos un total de 17 óvulos, de los cuales 10 se microinyectaron con esperma proveniente de un banco de donantes.  Estos 10 óvulos fecundados in vitro produjeron 6 embriones, 4 de los cuales se congelaron y los otros dos se implantaron en el útero de Sara, la cual, está llevando a término un embarazo completamente normal, de una criatura que nacerá el próximo mes de septiembre. La criatura que nacerá es biológicamente de Carlos y de un donante y es Sara quien está llevando a cabo la gestación y tendrá  su parto de aquí a pocos meses.

Un asunto de pareja

Carlos y Sara son una pareja más, una entre millones, felices y esperanzadas delante de las novedades que tendrán de cara al próximo otoño. Quien no los conozca nunca sabrá los entresijos de su vida y lo que han tenido de pasar para llegar a conseguir su actual felicidad.

La ciencia está al servicio de las personas y aunque médicamente nos queda mucho por saber, por descubrir y por aplicar, las técnicas y los profesionales que trabajan hoy en día, tienen en sus manos la consecución de estos pequeños o grandes milagros y miran siempre por la salud física y emocional de las personas que se les acercan.

2 Responses to “EL CASO EXTRAORDINARIO DE CARLOS Y SARA”

  1. Esther Brescó dice:

    Parece increible que pueda tener lugar un hecho tan bello!! Un caso peculiar pero hermoso!1 Felicidades!


Haz un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies