¿Conoces los beneficios de los ejercicios de baja intensidad? Con este tipo de ejercicios puedes ponerte en forma y es un modo estupendo de mejor tu estado global de salud y de forma incluso en casos en los que no es recomendable o posible hacerlo con ejercicios de alto impacto. Por ejemplo, si padeces obesidad mórbida, durante el embarazo o si padeces problemas cardiovasculares, entre otros casos.

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Qué es el ejercicio de baja intensidad.

Se denomina así al tipo de ejercicio suave o que se realiza sin sobrepasar el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. A nivel menos científico, pero también fiable, podemos denominar ejercicio de baja intensidad a aquel que no llega a resultar agotador, que no deja exhausto a quien lo practica.

Por qué hacer ejercicio de baja intensidad para ponerte en forma.

En determinados casos el ejercicio de alta intensidad no es adecuado para la persona. Por ejemplo, si su estado de salud o forma actual no hace médicamente aconsejable hacer grandes esfuerzos ni un trabajo físico muy intenso. Pero incluso entre quienes no tienen estos problemas pueden aprovechar el menor desgaste físico que supone el ejercicio de baja intensidad, haciendo sesiones más prolongadas de este a fin de mejorar su estado de forma.

Ejemplos de ejercicios de baja intensidad adecuados para mejorar la forma física.

* Caminar. Dar paseos o caminar es un ejercicio de baja intensidad muy adecuado para mejorar la forma física. La OMS recomienda dar 10.000 pasos cada día. Si ya superas esa cifra y quieres mejorar tu estado de forma puedes aumentar la velocidad de la zancada, pero también ampliar los pasos diarios dados. No estarás forzando a tu cuerpo, pero notarás los beneficios de este ejercicio. Y no solo a nivel de funcionamiento del organismo. También porque te permite quemar calorías y mejorar la musculatura del tren inferior.

* Natación. La natación es un ejercicio de baja intensidad muy completo, que te ayuda a quemar calorías y definir el cuerpo trabajando tanto el tren inferior como el superior. Practicando natación estarás trabajando con un bajo impacto articular brazos y piernas. Si hablamos de practicar natación de baja intensidad lo importante es mantener un ritmo que permita una frecuencia cardíaca que nunca supere el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. Eso sí, a medida que vayas ganando práctica puedes ir aumentando el tiempo dedicado a esta actividad.

* Bicicleta. Tanto si se trata de pedalear en una bicicleta de calle como en una bicicleta estática, si no se supera la frecuencia cardíaca que ya hemos mencionado, este trabajo se considera ejercicio de baja intensidad. Con la práctica de ejercicio de baja intensidad en bicicleta puedes quemar calorías, desarrollar y tonificar la musculatura de las piernas y elevar los glúteos. Si partes de una forma física muy baja, comienza practicando este ejercicio uno o dos días por semana durante 10 minutos. Y poco a poco ve aumentando semana a semana uno o dos minutos más, sin subir la intensidad de este.

Si te cuesta trabajar en el gimnasio, llevas una vida sedentaria o circunstancialmente no puedes hacer ejercicios de alta intensidad no te preocupes. Trabajando con ejercicios de baja intensidad de forma adecuada cada día podrás ponerte en forma.

www.biogest.es

 

Alcanzar un estilo de vida que permita disfrutar de mayor bienestar y felicidad es una aspiración común.  Hygge, Lagom, o Mindfulness pueden sonar a insultos en un idioma desconocido o a apellidos nórdicos, pero son palabras que encierran estilos de vida y prácticas capaces de proporcionarnos un mayor bienestar.

Hygge, Lagom, Mindfulness y otras formas de disfrutar de mayor bienestar

Hygge, Lagom, Mindfulness y otras formas de disfrutar de mayor bienestar

Hygge o la felicidad nórdica en el hogar.

Hygge es una palabra que se usa principalmente en Dinamarca y en Noruega. Hace referencia a un estado de intimidad y la convivencia cómoda que permite mejorar el bienestar y la satisfacción personal de la persona. Es algo así como el disfrute de lo acogedor. En realidad, se trata de un estilo de vida que prima un ocio relajado en el hogar valorando lo íntimo y privado y dejando las preocupaciones cotidianas fuera de la vivienda.

Las reuniones hogareñas con un grupo pequeño de amigos, la comodidad del hogar, el sentirse a gusto con uno mismo sin necesidad de actividades extraordinarias y la sencillez en todos los ámbitos de la vida son actitudes y acciones muy hygge.

Lagom o el perfecto estado de bienestar sueco.

Esta palabra se utiliza en Suecia y podría traducirse, según palabras de la wikipedia, como “casi perfecto”, “adecuado” o “tan bueno como debería ser”. En resumen, es un estilo de vida que apuesta por el equilibrio como forma de encontrar la felicidad.

Palabras como moderación o punto medio identifican a este estilo de vida que aboga por encontrar el equilibrio en distintos aspectos; la dieta, el ritmo de vida, el autocontrol en el consumo… Y en cualquier aspecto de la vida al que se quiera aplicar.

Mindfulness o la conciencia plena.

El mindfulness no tiene que ver con ningún tipo de estilo de vida nórdico. Pero sí se puede considerar toda una filosofía de vida que en algunos aspectos se basa en principios propios del budismo. Su objetivo principal es alcanzar la conciencia plena partiendo de la meditación tradicional sin nada que ver con cuestiones religiosas.

En mindfulness el aquí y el ahora tienen una gran importancia. En el aspecto de la meditación, se puede dedicar unos minutos diarios a esta actividad para sentirse mejor. Pero aplicar la conciencia plena a cada aspecto de la vida es lo que convierte esto en toda una filosofía de vida con la que estar y sentirse mejor.

Ikigai o la filosofía de vida japonesa para mejorar tu salud y bienestar.

La palabra ikigai hace referencia a una motivación vital que nos impulsa a levantarnos cada día y afrontar este con energía y vitalidad. Incluso en la vejez. Y, por supuesto, en las malas épocas que podemos pasar en determinados momentos de la vida.

Encontrar ese algo que nos emociona, nos apasiona y nos motiva a seguir adelante es un trabajo personal. Cada individuo tendrá un ikigai diferente. Descubrir qué te hace feliz y en qué quieres emplear tu tiempo o una parte importante de tu vida te permitirá modificar ciertos hábitos para hacerlo y así, sentirte bien cada día con tu vida.

Wellness o el estilo de vida saludable para alcanzar la felicidad.

El término wellness es moderno y deriva de la unión de tres términos en inglés: well-being o bienestar, fitness o buena forma física y hapiness o felicidad. El objetivo principal del wellness es hallar el equilibrio entre lo físico, lo mental y lo emocional.

El autoempoderamiento y la vida saludable son dos de las vías por las que aboga para conseguirlo, logrando la felicidad a través del mayor estado de bienestar personal. Entrenar la mente y cuidar el cuerpo son dos aspectos importantes dentro de esta filosofía de vida.

Como ves, existen muchas filosofías de vida para mejorar el bienestar y ser más feliz.  Lo verdaderamente importante es tener las ideas claras y la intención de mejorar tu vida. Puede que encuentres en estos conceptos ideas que te resulten de interés para alcanzar el estado que deseas.

www.biogest.es

 

 

El frío es uno de los factores que más afectan a la piel. Por ello cuando llega el frío hay que tomar una serie de medidas para cuidar y proteger la piel de manera adecuada. Especialmente la del rostro y cuello y la de las manos, que son las zonas del cuerpo que suelen estar en contacto con el aire en esta época del año.

Cómo cuidar tu piel cuando llega el frío

Cómo cuidar tu piel cuando llega el frío

Hidrata tu cutis y manos de forma adecuada.

La hidratación de la piel es esencial para cuidar esta y evitar que el frío la reseque y la dañe. Elige una crema adecuada para la piel corporal, otra para tu tipo de cutis, y una específica para manos. Y aplica estas a diario, si lo consideras necesario incluso dos veces cada día; una por la mañana y otra antes de acostarte por la noche.

Si por trabajo o por ocio pasas mucho tiempo a la intemperie, utiliza además un buen serum hidratante facial. También puede ser adecuado para ti aplicarte una mascarilla hidratante una vez por semana o cada dos semanas, según notes que tu piel está necesitada de hidratación extra.

Peeling e hidratación, claves para cuidar la piel corporal en épocas frías.

En cualquier caso no hay que olvidar aplicar una buena crema hidratante a la piel corporal. Aunque en teoría no le afecte tanto el frío, la ropa invernal puede dificultar la adecuada oxigenación de la piel y ello deriva en que esta se muestra más escamada.

Procura hacerte un peeling semanal. Puedes hacerlo cómodamente en casa. E hidratar la piel del cuerpo a diario con una crema o bálsamo adecuados.

Protege tu piel del frío y los cambios bruscos de temperatura.

No solo el frío como tal afecta al buen estado de la piel. Los cambios bruscos de temperatura al pasar de ambientes con la calefacción alta al frío exterior también pueden dañar de forma importante la piel. Si no puedes evitar estos cambios, al menos protege tu piel del frío y el viento. Por ejemplo, utilizando guantes para las manos de manera habitual cuando llega el tiempo frío. Los de cuero son una buena opción porque es un material perfecto para proteger esta.

Evita sumergirte en agua muy caliente.

En las épocas de frío es frecuente optar por duchas o baños de agua muy caliente. Pero esto no es bueno para la piel. Regula la temperatura de modo que la temperatura de la misma sea agradable pero buena para el buen estado de tu piel. Si dispones de un grifo de temperatura regulable en la ducha o de un termómetro de baño, entre los 25 y los 30ºC es la temperatura de baño ideal para el bienestar de la piel. Si te resulta demasiado fría puedes subir a un máximo de 37ºC pero en ese caso limítate a una ducha y mejor no te sumerjas en ella.

Siguiendo estos consejos e implementándolos en tu día a día te resultará muy sencillo cuidar de tu piel cuando llegue el frío y mantener esta cuidada, bonita, suave y sana.

www.biogest.es

 

 

¿Estás preocupada porque no te quedas embarazada? Esto puede deberse a distintas cuestiones y lo ideal es consultar a un médico especialista sobre ello. Actualmente la infertilidad no es insalvable y existen opciones clínicas para poder ser madre. Pero también existen cosas que puedes modificar en tu vida para ayudar a esas opciones o, en algunos casos, incluso para concebir naturalmente. En muchas ocasiones un cambio de hábitos puede ser suficiente para favorecer la concepción.

favorecer la concepción

1.- Evita el tabaquismo.

¿Sabías que el tabaco puede afectar a la calidad ovocitaria? El tabaco tiene muchas consecuencias sobre la salud y una de la que se habla poco pero que es muy importante es cómo afecta a la calidad y estado de los ovocitos de la mujer fumadora.

Unos ovocitos de mala calidad dificultan la concepción natural. Por ello uno de los primeros hábitos a modificar si eres fumadora y deseas ser madre, es dejar el tabaco.

2.- Toma medidas para eliminar el estrés de tu vida.

El estrés tiene consecuencias muy negativas para la concepción. La razón principal es que el estrés puede afectar al funcionamiento del hipotálamo. Esta es una glándula del cerebro que, entre otras funciones, se encarga de regular las hormonas que envían la señal a los ovarios para que liberen óvulos.

Eliminar el estrés es algo que puede parecer más fácil de decir que de hacer. Sobre todo, si este llega sobre todo de cuestiones como el trabajo o por la enfermedad de un familiar cercano. Pero en muchas ocasiones aprender a relajarte y simplificar tu vida será suficiente para alejar el estrés.

3.- Mejora tu alimentación y haz ejercicio físico.

Tanto la alimentación como la práctica habitual de ejercicio físico son claves para mejorar la concepción al favorecer el buen funcionamiento del organismo y de los sistemas endocrino y reproductor, esenciales para la concepción y el buen desarrollo del embarazo. Una vida más saludable con una mejor alimentación y la inclusión de la práctica deportiva o de ejercicio físico en tu día a día te será de gran ayuda para mejorar tus posibilidades de concebir.

También hay que tener en cuenta que estos dos factores influyen en el peso corporal y que la obesidad dificulta la concepción. Por ello, si hasta ahora no has prestado atención a estas cuestiones y deseas aumentar tus posibilidades de concebir de modo natural, deberás modificar tus hábitos en este aspecto.

4.- Evita el consumo habitual de alcohol.

¿Haces un consumo habitual o excesivo de bebidas alcohólicas? Debes saber que el abuso de alcohol afecta tanto a la concepción como al adecuado desarrollo del embarazo y que es una de las causas de abortos tempranos.

Si habitualmente consumes alcohol haz una revisión sincera de tus hábitos para determinar si estás haciendo un uso abusivo y poco adecuado de este. Y, en ese caso, toma las medidas necesarias para evitar que este afecte a tus posibilidades de ser madre.

Como ves, no se trata de modificar factores insalvables. Cambiar estos hábitos es algo que puedes lograr si te lo propones y tomas las medidas adecuadas para ello. Y, así, prepararás a tu cuerpo para favorecer la concepción.

www.biogest.es

 

 

La gastronomía va más allá de la pura alimentación. Actualmente hay un gran número de opciones de ocio relacionadas con la gastronomía. Dos de las que son tendencia y cada vez se van popularizando más como alternativa de entretenimiento y disfrute son los gastrotalleres y los showcookings. Si aún no los conoces, quizá te estés perdiendo tu próxima pasión.

Gastrotalleres y showcookings, tendencias en ocio

Showcookings o el espectáculo de la elaboración culinaria.

En un showcooking un cocinero elabora uno o varios platos de cocina ante un grupo de espectadores. Es como asistir a un concierto íntimo solo que, en lugar de interpretar música, los protagonistas cocinan.

En cierto modo, un showcooking es un espectáculo pasivo. El asistente a uno de estos eventos no cocina, aprende del trabajo ajeno. Asiste a la preparación de los platos y las palabras del cocinero o cocineros, sin formar parte activa en el acto.

Pero no, no es como ver desde el sofá un programa de elaboración de recetas al uso. Porque en un showcooking percibes los aromas a lo largo del proceso, puedes hacer tus preguntas al chef o enriquecerte con las cuestiones que plantean otros asistentes. Y, lo mejor de todo, puedes probar el resultado final de los platos. Al menos en la mayor parte de los casos.

Un buen showcooking será aquel elaborado por un cocinero que emplee técnicas poco conocidas. O elabore recetas propias de una cultura culinaria que nos sea ajena. Así podrás descubrir nuevos procesos, conocer algunos usos de ingredientes poco convencionales y aprovechar la experiencia como inspiración para dejar volar después la imaginación en tu propia cocina.

Ocasionalmente algunos reputados chefs organizan showcookings en sus propios restaurantes. Algunos hoteles o espacios para eventos organizan showcookings con productos determinados, en ocasiones patrocinados por determinadas marcas gastronómicas o por productores de un tipo de alimento concreto. Pero cada vez más restaurantes de nivel medio y espacios de ocio apuestan por este tipo de actos. En algunos se elaboran platos sencillos pero exóticos y se comparte después mesa y mantel. En otros apenas se elabora lo justo para ser catado por los asistentes.

De cuestiones como el ponente, los ingredientes utilizados y el espacio en el que se realizan depende el precio. Asistir a un showcooking no tiene un precio orientativo que podamos señalar, las diferencias son enormes.

Gastrotalleres para aprender y divertirte cocinando.

Si el showcooking es eminentemente pasivo, el gastrotaller es, por contra, eminentemente activo. Los gastrotalleres son breves cursos de cocina que puede durar desde una hora a un fin de semana. Suelen centrarse en un aspecto muy concreto de la cocina y los asistentes aprenden sobre el mismo practicando en una cocina real.

Entre los gastrotalleres más de moda los de elaboración de pan, y los de elaboraciones concretas de repostería como los macarons o los cupcakes así como los relacionados con tendencias de hábitos de alimentación como el crudiveganismo. También los que apuestan por cocina de temporada, sea en verano o en Navidad.

En un gastrotaller puedes ponerte manos a la obra e iniciarte en un determinado tipo de elaboraciones, para posteriormente practicar la misma en tu cocina. Existen gastrotalleres para cocineros noveles, pero también para expertos. La variedad es tremenda ya que es una tendencia de ocio que va ganando en popularidad.

Los lugares en los que asistir a gastrotalleres son muy variados y de ello depende en gran medida el precio de estos. Tahonas artesanas, centros cívicos, restaurantes de moda, escuelas de cocina, centros de ocio o tiendas de alimentación son solo algunos de ellos.

Si te atrae el mundo gastronómico y te parece una alternativa de ocio divertida para tu tiempo libre, explora las opciones de gastrotalleres y showcookings en tu zona. Es una buena forma de divertirte, aprender y conocer gente, así como de pasar un tiempo entretenido y diferente en pareja o con amigos.

www.biogest.es

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies