Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

By Biogest
27 noviembre, 2018 07:00

¿Conoces los beneficios de los ejercicios de baja intensidad? Con este tipo de ejercicios puedes ponerte en forma y es un modo estupendo de mejor tu estado global de salud y de forma incluso en casos en los que no es recomendable o posible hacerlo con ejercicios de alto impacto. Por ejemplo, si padeces obesidad mórbida, durante el embarazo o si padeces problemas cardiovasculares, entre otros casos.

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Ponte en forma con ejercicios de baja intensidad

Qué es el ejercicio de baja intensidad.

Se denomina así al tipo de ejercicio suave o que se realiza sin sobrepasar el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. A nivel menos científico, pero también fiable, podemos denominar ejercicio de baja intensidad a aquel que no llega a resultar agotador, que no deja exhausto a quien lo practica.

Por qué hacer ejercicio de baja intensidad para ponerte en forma.

En determinados casos el ejercicio de alta intensidad no es adecuado para la persona. Por ejemplo, si su estado de salud o forma actual no hace médicamente aconsejable hacer grandes esfuerzos ni un trabajo físico muy intenso. Pero incluso entre quienes no tienen estos problemas pueden aprovechar el menor desgaste físico que supone el ejercicio de baja intensidad, haciendo sesiones más prolongadas de este a fin de mejorar su estado de forma.

Ejemplos de ejercicios de baja intensidad adecuados para mejorar la forma física.

* Caminar. Dar paseos o caminar es un ejercicio de baja intensidad muy adecuado para mejorar la forma física. La OMS recomienda dar 10.000 pasos cada día. Si ya superas esa cifra y quieres mejorar tu estado de forma puedes aumentar la velocidad de la zancada, pero también ampliar los pasos diarios dados. No estarás forzando a tu cuerpo, pero notarás los beneficios de este ejercicio. Y no solo a nivel de funcionamiento del organismo. También porque te permite quemar calorías y mejorar la musculatura del tren inferior.

* Natación. La natación es un ejercicio de baja intensidad muy completo, que te ayuda a quemar calorías y definir el cuerpo trabajando tanto el tren inferior como el superior. Practicando natación estarás trabajando con un bajo impacto articular brazos y piernas. Si hablamos de practicar natación de baja intensidad lo importante es mantener un ritmo que permita una frecuencia cardíaca que nunca supere el 45% y el 50% de la frecuencia cardíaca máxima. Eso sí, a medida que vayas ganando práctica puedes ir aumentando el tiempo dedicado a esta actividad.

* Bicicleta. Tanto si se trata de pedalear en una bicicleta de calle como en una bicicleta estática, si no se supera la frecuencia cardíaca que ya hemos mencionado, este trabajo se considera ejercicio de baja intensidad. Con la práctica de ejercicio de baja intensidad en bicicleta puedes quemar calorías, desarrollar y tonificar la musculatura de las piernas y elevar los glúteos. Si partes de una forma física muy baja, comienza practicando este ejercicio uno o dos días por semana durante 10 minutos. Y poco a poco ve aumentando semana a semana uno o dos minutos más, sin subir la intensidad de este.

Si te cuesta trabajar en el gimnasio, llevas una vida sedentaria o circunstancialmente no puedes hacer ejercicios de alta intensidad no te preocupes. Trabajando con ejercicios de baja intensidad de forma adecuada cada día podrás ponerte en forma.

www.biogest.es

 

Haz un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies