Posts Tagged ‘centre de reproducció humana tarragona’

Cada vez son más los extranjeros que optan por venir a España para someterse a tratamientos de fertilidad. Según un informe de la ESHRE, entre 2009 y 2010 el 35-40% de los europeos que optaron por salir de sus países para someterse a tratamientos reproductivos vinieron a España.

 

Según el IMFER, Instituto Murciano de Fertilidad, Murcia es uno de los grandes destinos de España y, prueba de ello es que el número de extranjeras que acuden a su centro aumenta cada año exponencialmente.
La mayoría de las personas que viajan a España para un tratamiento de reproducción asistida provienen de Italia, Francia, Holanda, Reino Unido y Alemania. Aunque, como apuntan en IMFER, también han tenido casos provenientes de Irlanda, Bélgica, Rusia, Canadá, Uganda o el Congo entre otros.
Este centro dispone desde hace seis años de un departamento dedicado exclusivamente a pacientes extranjeras en el que las coordinadoras/intérpretes se encargan de dar un trato personalizado, cercano y profesional a mujeres de todas las nacionalidades, sirviendo de nexo de unión entre las pacientes y el equipo médico.
Algunas de las causas que hacen que España sea tan atractiva en materia de reproducción asistida son las legislaciones, ya que en otros países se prohíbe la Fecundación in Vitro (FIV) a las madres solteras y a las parejas homosexuales, las donaciones no se realizan de forma anónima, los precios son mucho más elevados que en nuestro país, y las listas de espera pueden prolongarse varios años.
Estas circunstancias han generado que el número de extranjeros que vienen a España para realizar estos tratamientos vaya en aumento, por eso, ante la creciente demanda IMFER ha reforzado las relaciones interpersonales con las pacientes durante el tratamiento y la atención en los países de origen.
Desde el Departamento de Coordinación Internacional se está trabajando estrechamente con diferentes asociaciones de países extranjeros y se organizan visitas a varias ciudades europeas, destinadas a informar directamente las personas interesadas, dar charlas, atender congresos, crear nuevos contactos profesionales, etc.
Fuente: In vitro tv.

 

Fuente: Planeta Mamá

Lic. Alejandra Libenson

Cuando se busca un bebé y no llega en el momento que uno lo planeó, surge la frustración, el dolor y las preguntas. ¿Cómo manejar las emociones cuando el bebé no llega? ¿Cómo vivir esta experiencia dentro de un marco de tranquilidad y confianza?

El deseo de la mayoría de las personas, es trascender a través de los hijos.  Formar una pareja y poder a través de ellos,  proyectarse. Cuando se busca un bebé y no llega en el momento que uno lo planeó, surge la frustración, el dolor, la preocupación y las preguntas.

Hasta que se llega a la primera consulta se transitó un camino largo, de muchas esperas, menstruaciones, ilusiones, encuentros y desencuentros amorosos. Luego vienen los análisis, los diagnósticos y los tratamientos. Y lo más difícil, que es aceptar que a veces se tiene una dificultad y es necesario preguntarse si se está dispuesto a atravesarla y superarla.

Si realmente es vivida como una dificultad, donde uno está involucrado, y no es culpable de padecerla, puede esta experiencia ser vivida  saludablemente dentro de un marco de tranquilidad y confianza. Si comienzan a aparecer las palabras culpa, y los tiempos de verbo en pasado, se va a hacer más dificultoso y el famoso estrés, se hará presente con toda su fuerza

 

¿Cómo se manifiesta?
Como tristeza, cansancio, enojo, hiperactividad; puede disfrazarse de mil maneras, la cuestión es descubrirlo y sacarle la máscara para poder sentirse mejor.

Un 10% de mujeres sufre depresión durante el proceso de estimulación ovárica para la FIV

La mayoría de parejas que se plantean tener un hijo encaran el nuevo reto con ganas e ilusión. Pero se empiezan a venir abajo cuando pasan los meses y no llega el embarazo. Una vez asimilado el problema de fertilidad y la necesidad de acudir a la reproducción asistida, se ha constatado que un 10,1% de las mujeres sufre depresión durante el tratamiento hormonal previo a la extracción de ovocitos para la Fecundación in Vitro (FIV).

Dejar en manos de la ciencia el cumplimiento de un deseo tan importante como el de ser madre, hace que un 10,1% de las mujeres se sienta deprimida durante la primera parte del tratamiento. La ansiedad es todavía más presente, y es que afecta a un 22,2% de las pacientes. Así lo indica el primer estudio sobre frecuencia de ansiedad y depresión en mujeres en tratamiento de estimulación ovárica (EFESO) realizado en España. La investigación ha hecho el seguimiento de 532 mujeres en tratamiento previo a la Fecundación in Vitro (FIV).

La novedad que presenta este estudio es precisamente el momento que se ha analizado: otros estudios median el impacto psicológico de la reproducción asistida sobre la paciente en otras fases del tratamiento, pero esta investigación se ha fijado en el momento en que se practica la estimulación ovárica para la posterior extracción de ovocitos. Y es que hay otras fases del tratamiento, como por ejemplo cuando ya se ha hecho la transferencia de embriones, en qué la aparición de la ansiedad es bastante evidente: la mujer espera ya saber si ha logrado o no el embarazo deseado, “pero nuestro trabajo quería conocer el impacto psicológico sin sesgos”, explica Isidoro Bruna, director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Montepríncipe e investigador principal del estudio.

La psicología de la reproducción ha sido presente en los tratamientos de reproducción asistida casi desde el principio, y es que “los niveles de ansiedad y depresión que sufren las pacientes con infertilidad son equiparables a los del paciente oncológico o de dolor crónico”, indica Bruna. Según el investigador, la infertilidad se lleva aún “como un estigma” y las pacientes son muy vulnerables a comentarios de familia y amigos, que no dudan en preguntar a las parejas cuándo van a formar una familia. Bruna explica que hay más factores relacionados que afectan al nivel de ansiedad y depresión, por ejemplo, indica que la frecuencia de depresión es mayor en las mujeres que necesitan más tiempo para la administración del tratamiento y en aquellas que no se lo pueden administrar ellas mismas. “Nunca me había planteado que las mujeres pudieran valorar, por ejemplo, la facilidad de almacenamiento de los tratamientos”.

Fuente: Consumer.es

A medida que aumenta la edad disminuyen la cantidad y calidad de los óvulos de la mujer

El retraso en la edad en la que se decide ser madre es uno de los factores determinantes en el incremento de las tasa de esterilidad en España. Los cambios fisiológicos que experimenta la mujer a partir de los 30 años explican la intensa relación existente entre edad y fertilidad. Una solución para las mujeres que deciden postergar la maternidad, incluso más allá de los 40, es preservar los óvulos a edades tempranas para utilizarlos en el futuro.

La mujer a partir de los 30 años

¿Por qué influye tanto la edad de la mujer en las posibilidades de concepción? Tal como apunta Marcos Ferrando, director un centro especializado en reproducción asistida en Bilbao, “el pico de máxima fertilidad de la mujer es a los 20 años”. A partir de los 30 años, afirma este especialista, “se produce una disminución de la fertilidad, que se ve agravada a partir de los 35“. En concreto, Ferrando señala que “existe una disminución de entre el 20 y el 25% en la tasa de fecundidad cuando comparamos mujeres de entre 30 y 35 años con aquellas de entre 20 y 25 años”.

El motivo del declive de la fertilidad se encuentra en la propia fisiología de la mujer. El experto en reproducción explica que la mujer nace con un número determinado de óvulos, que se van agotando con los años. “A medida que aumenta su edad, dispone de menos óvulos y de peor calidad”, matiza Ferrando, y añade que esta peor calidad “es la responsable de que sea más difícil conseguir el embarazo de forma natural” a partir de determinada edad.

Relación existente entre edad y fertilidad

La pérdida en la calidad y cantidad de los óvulos de la mujer conlleva que la tasa de esterilidad, que apenas alcanza un 10% en las mujeres entre 20 y 29 años, se eleve al 25% entre los 30 y los 39 años, tal como señala Ferrando. Este factor, unido al retraso de la edad media para tener un hijo explica “el continuo aumento de parejas que tienen que recurrir a técnicas de reproducción para poder ser padres”, añade Ferrando. La media de edad de las parejas que acuden a su centro es de entre 38 años.

Este retraso -voluntario en la mayoría de los casos- de la maternidad evoluciona de forma paralela al aumento del número de parejas con dificultad para concebir. Así lo recoge el ‘Libro Blanco Sociosanitario de la Infertilidad en España’, de la Sociedad Española de Fertilidad. Según este libro, el factor que guarda una relación más importante con el incremento de las consultas por esterilidad “es el retraso de la edad en que se comienza a buscar el primer hijo”.

Preservar los óvulos

Posponer la edad de maternidad, incluso más allá de los 40 años, tiene en España una motivación marcadamente social: las mujeres retrasan, en gran parte, el momento de ser madres por motivos laborales, por ausencia de pareja o por otras razones económicas o personales. Para no tener que renunciar a poder tener hijos en un futuro, estas mujeres pueden optar por recurrir a las técnicas de preservación de la fertilidad.

Tal como apunta Ferrando, estas técnicas permiten “congelar óvulos a edades donde todavía conservan una buena calidad para poder ser utilizados en un futuro”. Lo ideal es recurrir a la preservación antes de los 40, que es cuando disminuye la fertilidad de forma más dramática. Pero cuanto más jóvenes sean los óvulos, mejor calidad tendrán. Por lo que es mejor si se realiza antes de los 35.

*Si necesitas más información sobre las diferentes posibilidades y métodos para preservar la fertilidad, puedes visitar Clínica Biogest. Tratamientos

Fuente: Reus Directe.Cat

La reproducció assistida tampoc s’escapa de la crisi. Biogest, un centre de reproducció humana a Reus ha notat com la seva clientela ha baixat un 5% aquest semestre, en comparació al mateix període de l’any passat. Però l’entrada de pacients estrangeres a la recerca d’òvuls de donants compensen la davallada. Biogest ha adquirit recentment un equip revolucionari que extreu infinitat d’imatges dels embrions, la qual cosa permet destriar-los amb més garanties d’èxit. Actualment manté 3.800 embrions congelats a -196º. Les noves tècniques han permès evolucionar molt i s’ha incrementat del 15% al 40% el volum de parelles que aconsegueixen quedar-se embarassades. L’edat, però, continua sent el factor clau.

Reus.- Núria Torres/ACN

Certificada amb l’ISO 9001, Biogest, a part de la reproducció assistida -inseminació artificial i fecundació ‘in vitro’-, també ofereix atenció ginecològica, servei de pediatria i psicologia, així com noves tècniques. L’any 2008 va incorporar la congelació d’òvuls, convertint-se en la primera clínica a la demarcació en aconseguir l’acreditació. El cost de mantenir-los congelats és d’uns 200 euros a l’any.

No hi ha un límit temporal ni en els òvuls ni en els embrions, i no està demostrat que la supervivència minvi amb el pas del temps. Un dels darrers ‘rècords’ coneguts és el cas d’un nen americà, fruit d’un embrió congelat durant 20 anys. Els embrions congelats poden estar a disposició de la parella, donats a la investigació científica o bé donats a altres parelles. La llei espanyola no és clara quant a l’opció de la no conservació.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies