Posts Tagged ‘edad y embarazo’

Fuente: Consumer.es

A medida que aumenta la edad disminuyen la cantidad y calidad de los óvulos de la mujer

El retraso en la edad en la que se decide ser madre es uno de los factores determinantes en el incremento de las tasa de esterilidad en España. Los cambios fisiológicos que experimenta la mujer a partir de los 30 años explican la intensa relación existente entre edad y fertilidad. Una solución para las mujeres que deciden postergar la maternidad, incluso más allá de los 40, es preservar los óvulos a edades tempranas para utilizarlos en el futuro.

La mujer a partir de los 30 años

¿Por qué influye tanto la edad de la mujer en las posibilidades de concepción? Tal como apunta Marcos Ferrando, director un centro especializado en reproducción asistida en Bilbao, “el pico de máxima fertilidad de la mujer es a los 20 años”. A partir de los 30 años, afirma este especialista, “se produce una disminución de la fertilidad, que se ve agravada a partir de los 35“. En concreto, Ferrando señala que “existe una disminución de entre el 20 y el 25% en la tasa de fecundidad cuando comparamos mujeres de entre 30 y 35 años con aquellas de entre 20 y 25 años”.

El motivo del declive de la fertilidad se encuentra en la propia fisiología de la mujer. El experto en reproducción explica que la mujer nace con un número determinado de óvulos, que se van agotando con los años. “A medida que aumenta su edad, dispone de menos óvulos y de peor calidad”, matiza Ferrando, y añade que esta peor calidad “es la responsable de que sea más difícil conseguir el embarazo de forma natural” a partir de determinada edad.

Relación existente entre edad y fertilidad

La pérdida en la calidad y cantidad de los óvulos de la mujer conlleva que la tasa de esterilidad, que apenas alcanza un 10% en las mujeres entre 20 y 29 años, se eleve al 25% entre los 30 y los 39 años, tal como señala Ferrando. Este factor, unido al retraso de la edad media para tener un hijo explica “el continuo aumento de parejas que tienen que recurrir a técnicas de reproducción para poder ser padres”, añade Ferrando. La media de edad de las parejas que acuden a su centro es de entre 38 años.

Este retraso -voluntario en la mayoría de los casos- de la maternidad evoluciona de forma paralela al aumento del número de parejas con dificultad para concebir. Así lo recoge el ‘Libro Blanco Sociosanitario de la Infertilidad en España’, de la Sociedad Española de Fertilidad. Según este libro, el factor que guarda una relación más importante con el incremento de las consultas por esterilidad “es el retraso de la edad en que se comienza a buscar el primer hijo”.

Preservar los óvulos

Posponer la edad de maternidad, incluso más allá de los 40 años, tiene en España una motivación marcadamente social: las mujeres retrasan, en gran parte, el momento de ser madres por motivos laborales, por ausencia de pareja o por otras razones económicas o personales. Para no tener que renunciar a poder tener hijos en un futuro, estas mujeres pueden optar por recurrir a las técnicas de preservación de la fertilidad.

Tal como apunta Ferrando, estas técnicas permiten “congelar óvulos a edades donde todavía conservan una buena calidad para poder ser utilizados en un futuro”. Lo ideal es recurrir a la preservación antes de los 40, que es cuando disminuye la fertilidad de forma más dramática. Pero cuanto más jóvenes sean los óvulos, mejor calidad tendrán. Por lo que es mejor si se realiza antes de los 35.

*Si necesitas más información sobre las diferentes posibilidades y métodos para preservar la fertilidad, puedes visitar Clínica Biogest. Tratamientos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies