Posts Tagged ‘maternidad’

Cuidar del suelo pélvico es un buen hábito para toda mujer, y especialmente para aquella que desea ser madre. Es una zona del cuerpo a la que a menudo no se presta la debida atención, aunque cada vez es más conocida. Un suelo pélvico fortalecido te ayudará durante el embarazo y a una mejor recuperación post parto.

Por qué fortalecer el suelo pélvico antes del embarazo.

Si estás pensando en ser madre, comienza a trabajar para fortalecer tu suelo pélvico. En realidad, es algo que debería hacer toda mujer, independientemente de su postura frente a la maternidad. Pero especialmente en el caso de que esté planeando ser madre.

¿Por qué es más importante para la futura madre? Porque un suelo pélvico fuerte y tonificado, te ayudará durante el embarazo. En primer lugar, logrando que el aumento de peso propio del embarazo no afecte a la salud del mismo. Seguidamente porque en caso de un parto natural, este será más seguro sin debilitamiento de los músculos del área. Y en tercer lugar porque te permitirá una mejor recuperación durante el post parto a diferentes niveles.

Suelo pélvico y maternidad

Principales beneficios de un suelo pélvico fortalecido en el embarazo y el post parto.

* Minimiza el riesgo de debilitar la musculatura del área debida al peso del feto. Especialmente en el caso de partos múltiples, donde este peso aumenta.

* Mejora la resistencia de la musculatura del suelo pélvico contribuyendo a evitar que esta sufra durante el parto, así como a evitar ningún tipo de desgarro durante el mismo.

* Contribuye a evitar problemas de incontinencia urinaria y disfunciones sexuales debidas al debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico en la mujer independientemente de su estado. Es decir, independientemente de si ha pasado o no por la etapa de la maternidad.

Cómo fortalecer el suelo pélvico antes, durante y después del embarazo.

* Los ejercicios de Kegel son el método más sencillo para comenzar a fortalecer la musculatura de esta parte del cuerpo. Puedes consultar a tu médico sobre la forma correcta de realizarlos. Es muy fácil. También puedes acudir a clases específicas para este fin. O aprender a hacerlo a través de vídeos.

* Utilizar ayudas mecánicas. Tu médico te indicará las más adecuadas para ti, así como cuáles de ellas puedes utilizar durante el embarazo tanto antes como después del mismo. El uso de bolas chinas terapéuticas es uno de ellos.

* Gimnasia abdominal hipopresiva. Es una buena ayuda para fortalecer el suelo pélvico. Actualmente es un tipo de ejercicio para la mujer habitual en muchos gimnasios y centros de actividades para la salud. También existen vídeos didácticos que te indicarán la forma adecuada de realizarlos.

* Durante el post parto, aprovecha los beneficios para este fin de los aparatos de electroestimulación mecánica. No son adecuados para usar durante la gestación, pero son estupendos para fortalecer la zona tras el nacimiento de tu hijo.

* Una opción es el masaje perineal. Es algo que debe realizar un fisioterapeuta ginecológico. Es indicado para mujeres con un suelo pélvico muy debilitado y que precisen de ayuda extra para fortalecerlo, si bien no es algo que la mayor parte necesiten.

www.biogest.es

 

 

El frenético ritmo de vida de la mujer actual, así como la incertidumbre en la vida laboral, obliga a retrasar la maternidad. Bien por necesidad o bien por falta de tiempo, la mujer de treinta años todavía no piensa en ser madre.

Hasta hace relativamente poco tiempo, el motivo más común para congelar óvulos era por indicación médica. Mujeres que se sometían a un tratamiento contra el cáncer, preservaban sus ovocitos por si su fertilidad quedaba comprometida. Lo mismo se lleva haciendo, desde hace muchos años, con el esperma.

Sin embargo, con las técnicas de vitrificación y desde la promulgación de la ley de reproducción asistida del 2006, es posible la vitrificación de ovocitos con finalidades sociales. Por ello, si desea ser madre en un futuro cercano, la opción idónea es congelar óvulos a los 30 años para ser madre a los 40.

Por razones biológicas a partir de los 35-38 años comienza a descender la reserva ovárica hasta llegar a los 45 años que la dotación de ovocitos fértiles casi llega a cero. Con este nuevo planteamiento podremos desterrar de nuestro vocabulario la anticuada expresión “Te pasa el arroz”

Hasta hace poco tiempo, el motivo más común para congelar óvulos era por indicación medica

 

¿Cuál es la edad recomendable para vitrificar los ovocitos?

El grupo de trabajo de preservación de la fertilidad de la Sociedad Española de Fertilidad aconseja hacerlo antes de los 35 años para que exista una adecuada reserva ovárica y una buena calidad ovocitaria. El hacerlo a edades superiores comprometerá las tasas de embarazo y deberá ser evaluado por el especialista para informar a la paciente de las variaciones individuales que hay en cada caso.

La decisión de criopreservar los ovocitos requiere un tratamiento farmacológico hormonal para estimular los ovarios. Una vez que se forman los ovocitos, deben extraerse mediante una punción ovárica y posteriormente vitrificar estos ovocitos.

Estos se conservarán a -196 grados durante el tiempo necesario hasta que la paciente desee un embarazo. En este momento se procederá a la desvitrificación y fecundación de los ovocitos. ¿Existe un límite para “engañar” al organismo e implantar los embriones fruto de unos óvulos mucho más jóvenes que los que posee la mujer en ese momento?

La respuesta es NO. De todas maneras, y aunque la ley no dice nada al respecto, creemos que la edad máxima sería entre los 45 y 50 años.

En cuanto al coste de todo este proceso debemos distinguir 3 fases. Una primera que consistiría en la estimulación ovárica, extracción y vitrificación que está sobre los 3.000 euros más el coste de la medicación.

La segunda es la de mantenimiento de los óvulos que suele costar unos 200 euros por año. Y finalmente, cuando la mujer decide utilizar sus ovocitos vitrificados, es necesario desvitrificar, fecundar, transferir y vitrificar los embriones no transferidos en el caso que hubiera.

En conclusión: lo ideal es tener a nuestros hijos cuando la mujer tiene menos de 35 años .Si tenemos que esperar a una mejor situación económica, laboral o por ausencia de la pareja, el consejo es Congela tus óvulos lo antes posible.

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies