Posts Tagged ‘tratamientos de fertilidad’

¿Te quieres quedar embarazada? Las vacaciones son el mejor momento ya que se produce un cambio en las rutinas, descanso y relax con la pareja, quizás algún viaje o salidas… Os recomendamos que aprovechéis estos días, aunque sean pocos, para desconectar del trabajo y del día a día y buscar momentos románticos que favorecerán la concepción.

Beautiful happy  pregnant female  touch her tummy

Varios estudios han demostrado que el estrés es uno de los factores que puede retrasar el embarazo. Investigadores de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia y de la Escuela de Salud Pública de Rutgers (EE.UU.), publicaron un informe en «Fertility and Sterility” (2014) que concluía que el estrés es perjudicial para los espermatozoides y la calidad del semen, afectando a su concentración, apariencia y capacidad de fecundar un óvulo. «Los hombres que se sienten estresados son más propensos a tener menor concentración de espermatozoides en su semen y sus espermatozoides son más propensos a estar deformes o presentar problemas de movilidad», destacaba la autora principal, Pam Factor-Litvak.

En cuanto a las mujeres, un estrés producido por factores laborales, emocionales o personales, pueden provocar alteraciones hormonales y pueden verse enfrentadas a períodos menstruales irregulares o incluso ausencia de éste, lo que impide la concepción debido a la imposibilidad de hacer seguimiento a la ovulación.

También el estrés se produce cuando la pareja no consigue el embarazo en el tiempo que se había calculado y esta situación genera además un nuevo aporte de estrés extra. De todos modos, como mínimo es necesario dejar un promedio de seis meses de intentos antes de lograr un embarazo. Y, obviamente, aunque la pareja tenga estrés, las razones para esta tardanza pueden ser bien distintas y con diversas soluciones.

Desde Biogest os recomendamos un buen descanso y relajación durante vuestras vacaciones y, si a pesar de todo, tenéis que visitarnos en Biogest, analizaremos todas las posibles causas por la cuales no llegáis al embarazo y buscaremos la solución más idónea.

Si queréis ampliar información o concertar una visita gratuita llamadnos al 977 32 00 33 o www.biogest.com

El doctor Jordi Aragonès es médico especialista en reproducción asistida y director del Centro de Reproducción Asistida Biogest.

P- Qué es Biogest?

JA – Biogest es un centro dedicado a la atención integral a la mujer, que ofrece todos los tratamientos que las mujeres pueden necesitar a lo largo de su vida, especialmente los de carácter ginecológico.

P – Estamos hablando, pues, de un tema delicado que a nivel de salud, tiene mucho a ver con la intimidad de las personas.

JA – Efectivamente, por eso la atención que prestamos en Biogest es personalizada, exhaustiva y muy delicada.

P – En qué casos, las mujeres pueden venir a Biogest?

JA – Pueden venir, por ejemplo, cuando les toque hacerse una revisión ginecológica al menos una vez al año; también si se encuentran delante de problemas como pueden ser una patología de mama, una patología cervical y, por descontado, si a lo largo de su vida fértil necesitan someterse a algún tratamiento de fertilidad.

P – Entenderemos, por tanto, que todo lo que hace referencia a la salud femenina es un asunto concreto para  las mujeres, pero cuando se trata de cuestiones de fertilidad y embarazo ya entra en ello el otro miembro de la pareja.

JA – Efectivamente.  Es importante que, si hay pareja, esté al caso y tome parte en todo lo que se refiere a las diferentes fases de los tratamientos de fertilidad y, posteriormente, cuando se produce el embarazo, que lo sigan mes a mes, a través de las revisiones y  las ecografías en 4D.  Asimismo, y ya que hablamos de la parte masculina de la pareja, Biogest también dispone de un medio andrólogo especializado en la anatomía, la fisiología y la patología del aparato genital masculino.

P – Qué otros profesionales médicos hay en Biogest?

JA – También disponemos de una psicóloga que ofrece soporte y acompañamiento a las parejas (especialmente en los tratamientos de fecundación in vitro), dos biólogas y también un médico pediatra que puede asistir a los neonatos y los bebes después de su nacimiento. 

El doctor Jordi Aragonès es médico especialista en reproducción asistida y director del Centro de Reproducción Asistida Biogest.

Especialistas en fertilidad

P – Las parejas que se encuentran en la situación de querer tener hijos y no consiguen el embarazo, piensan en seguida en buscar ayuda? 

JA – Cada vez más.  Es lógico que cuando una persona tiene un problema, o este caso, una pareja, se busque una solución.  A nivel mediático se está dando a conocer, cada vegada más, la función que clínicas como Biogest están llevando a cabo en el aspecto de la fertilidad.

P – Por qué en ocasiones, algunas parejas tienen problemas para concebir?

JA – Partiendo de la base que reproductivamente hablando, la especie humana presenta una serie de complicaciones que no se dan en otros mamíferos, que se reproducen con más facilidad. Lo cierto es que el porcentaje de probabilidades que una mujer tiene de quedarse embarazada por ciclo, es de entre un 20 y un 25%.  A parte, a nivel de reproducción, los profesionales nos encontramos frecuentemente delante de un problema añadido que años antes no se daba y es que la sociedad, por motivos laborales, económicos y de otra índole, está volcando a las parejas y a las mujeres, a concebir su primera criatura entre los 30 y los 35 años y son pocas las parejas que deciden tener un hijo antes de esta edad.  En consecuencia, todo y que la esperanza de vida se ha alargado y la calidad de la salud ha mejorado mucho en los últimos años, en términos reproductivos los factores que intervienen en un futuro embarazo no han cambiado y, por tanto, los óvulos y los ovarios envejecen igual a medida que las mujeres van cumpliendo años.

P – Así pues, cual es la mejor edad de las mujeres para buscar un primer embarazo?

JA – Las mujeres tienen un pico máximo de fertilidad alrededor de los 22-25 años y este límite decrece a partir de esta edad, llegando a su mínimo cuando la mujer tiene entre 38 y 45 años. Pasadas estas edades, todo y que socialmente siguen siendo jóvenes, el porcentaje de probabilidad de quedarse embarazada es prácticamente del 0%.

Técnicas específicas para cada caso

P – El grado de dificultad para conseguir un embarazo es igual en todos los casos? 

JA – No, de ninguna manera.  Las pacientes que acuden a Biogest se pueden dividir en dos grupos atendiendo a la problemática que presentan: las que requieren tratamientos con poca complejidad, como la inseminación artificial, y las que necesitan tratamientos más complejos como la fecundación in vitro. Por lo que hace a la inseminación artificial se puede hacer en todas sus variantes, conyugal o de donante, y se acostumbran a hacer cuatro ciclos de inseminación que llegan a conseguir unas tasas de embarazo de entre un 40 i un 50%.

P – Y por lo que hace  a las pacientes y los tratamientos de alta complejidad? 

JA – Bien, estas pacientes requieren mucho más seguimiento y atenciones.  La técnica apropiada en estos casos es la fecundación in vitro, que es con la que se obtiene el porcentaje de éxito más elevado, de acuerdo sobre todo, con la edad de la paciente.

P – Pongamos un poco de esperanza en estos casos.  Cuáles son los porcentajes de éxito, es decir, de embarazo, en los casos más complejos? 

JA – Pues por grupos de edad, el éxito en mujeres de unos 25 años es entre un 50-60% y este porcentaje va bajando hasta llegar al 15% en las mujeres que se acercan a los 40 años.  Es por esto que, en estos casos, se recurre a la ovo donación.  Porque es la técnica que aporta más resultados positivos, ya que las donantes de óvulos acostumbran a ser chicas jóvenes.

P – Habéis comentado que Biogest también ofrece la posibilidad de que las parejas reciban tratamiento psicológico. Este es especialmente recomendable en los casos que presentan más dificultad de éxito, cierto? 

JA – Así es.  Biogest ofrece gratuitamente en los tratamientos de fecundación in vitro la posibilidad de tener 4 visites con la psicóloga del centro.  Ahora bien, de entrada, son pocas las parejas que optan per hablar con la psicóloga porque están convencidos que tendrán suficiente fortaleza para en tomar lo que sea. En cambio, después de un primer fracaso, muchas de estas parejas se deciden a recibir esta asistencia psicológica.

P – La visita con la psicóloga es aconsejable en todos los casos?

JA – Así es. La psicóloga ofrece un apoyo en el equilibrio emocional de la pareja y en el tratamiento de sus sentimientos.

P – Se puede decir que el sueño de tener un hijo hoy día es posible bajo cualquier condición gracias a las nuevas técnicas de reproducción asistida?

JA – No se puede afirmar categóricamente porque hay que estudiar cada caso y tener en cuenta todos los factores que intervienen en el embarazo, así como tener presente que existe la posibilidad que sea imposible conseguirlo, pero bien, en la mayoría de los casos sí que se puede aseverar un porcentaje de éxito elevado cada año.  Este éxito quiere decir que el embarazo está conseguido y nacerá un neonato y, además, que la felicidad de una pareja se ha visto consumada. Para nosotros  las personas son lo más importantes, antes que cualquier otra cosa.

Cada vez son más los extranjeros que optan por venir a España para someterse a tratamientos de fertilidad. Según un informe de la ESHRE, entre 2009 y 2010 el 35-40% de los europeos que optaron por salir de sus países para someterse a tratamientos reproductivos vinieron a España.

 

Según el IMFER, Instituto Murciano de Fertilidad, Murcia es uno de los grandes destinos de España y, prueba de ello es que el número de extranjeras que acuden a su centro aumenta cada año exponencialmente.
La mayoría de las personas que viajan a España para un tratamiento de reproducción asistida provienen de Italia, Francia, Holanda, Reino Unido y Alemania. Aunque, como apuntan en IMFER, también han tenido casos provenientes de Irlanda, Bélgica, Rusia, Canadá, Uganda o el Congo entre otros.
Este centro dispone desde hace seis años de un departamento dedicado exclusivamente a pacientes extranjeras en el que las coordinadoras/intérpretes se encargan de dar un trato personalizado, cercano y profesional a mujeres de todas las nacionalidades, sirviendo de nexo de unión entre las pacientes y el equipo médico.
Algunas de las causas que hacen que España sea tan atractiva en materia de reproducción asistida son las legislaciones, ya que en otros países se prohíbe la Fecundación in Vitro (FIV) a las madres solteras y a las parejas homosexuales, las donaciones no se realizan de forma anónima, los precios son mucho más elevados que en nuestro país, y las listas de espera pueden prolongarse varios años.
Estas circunstancias han generado que el número de extranjeros que vienen a España para realizar estos tratamientos vaya en aumento, por eso, ante la creciente demanda IMFER ha reforzado las relaciones interpersonales con las pacientes durante el tratamiento y la atención en los países de origen.
Desde el Departamento de Coordinación Internacional se está trabajando estrechamente con diferentes asociaciones de países extranjeros y se organizan visitas a varias ciudades europeas, destinadas a informar directamente las personas interesadas, dar charlas, atender congresos, crear nuevos contactos profesionales, etc.
Fuente: In vitro tv.

 

Fuente: Planeta Mamá

Lic. Alejandra Libenson

Cuando se busca un bebé y no llega en el momento que uno lo planeó, surge la frustración, el dolor y las preguntas. ¿Cómo manejar las emociones cuando el bebé no llega? ¿Cómo vivir esta experiencia dentro de un marco de tranquilidad y confianza?

El deseo de la mayoría de las personas, es trascender a través de los hijos.  Formar una pareja y poder a través de ellos,  proyectarse. Cuando se busca un bebé y no llega en el momento que uno lo planeó, surge la frustración, el dolor, la preocupación y las preguntas.

Hasta que se llega a la primera consulta se transitó un camino largo, de muchas esperas, menstruaciones, ilusiones, encuentros y desencuentros amorosos. Luego vienen los análisis, los diagnósticos y los tratamientos. Y lo más difícil, que es aceptar que a veces se tiene una dificultad y es necesario preguntarse si se está dispuesto a atravesarla y superarla.

Si realmente es vivida como una dificultad, donde uno está involucrado, y no es culpable de padecerla, puede esta experiencia ser vivida  saludablemente dentro de un marco de tranquilidad y confianza. Si comienzan a aparecer las palabras culpa, y los tiempos de verbo en pasado, se va a hacer más dificultoso y el famoso estrés, se hará presente con toda su fuerza

 

¿Cómo se manifiesta?
Como tristeza, cansancio, enojo, hiperactividad; puede disfrazarse de mil maneras, la cuestión es descubrirlo y sacarle la máscara para poder sentirse mejor.

Un 10% de mujeres sufre depresión durante el proceso de estimulación ovárica para la FIV

La mayoría de parejas que se plantean tener un hijo encaran el nuevo reto con ganas e ilusión. Pero se empiezan a venir abajo cuando pasan los meses y no llega el embarazo. Una vez asimilado el problema de fertilidad y la necesidad de acudir a la reproducción asistida, se ha constatado que un 10,1% de las mujeres sufre depresión durante el tratamiento hormonal previo a la extracción de ovocitos para la Fecundación in Vitro (FIV).

Dejar en manos de la ciencia el cumplimiento de un deseo tan importante como el de ser madre, hace que un 10,1% de las mujeres se sienta deprimida durante la primera parte del tratamiento. La ansiedad es todavía más presente, y es que afecta a un 22,2% de las pacientes. Así lo indica el primer estudio sobre frecuencia de ansiedad y depresión en mujeres en tratamiento de estimulación ovárica (EFESO) realizado en España. La investigación ha hecho el seguimiento de 532 mujeres en tratamiento previo a la Fecundación in Vitro (FIV).

La novedad que presenta este estudio es precisamente el momento que se ha analizado: otros estudios median el impacto psicológico de la reproducción asistida sobre la paciente en otras fases del tratamiento, pero esta investigación se ha fijado en el momento en que se practica la estimulación ovárica para la posterior extracción de ovocitos. Y es que hay otras fases del tratamiento, como por ejemplo cuando ya se ha hecho la transferencia de embriones, en qué la aparición de la ansiedad es bastante evidente: la mujer espera ya saber si ha logrado o no el embarazo deseado, “pero nuestro trabajo quería conocer el impacto psicológico sin sesgos”, explica Isidoro Bruna, director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Montepríncipe e investigador principal del estudio.

La psicología de la reproducción ha sido presente en los tratamientos de reproducción asistida casi desde el principio, y es que “los niveles de ansiedad y depresión que sufren las pacientes con infertilidad son equiparables a los del paciente oncológico o de dolor crónico”, indica Bruna. Según el investigador, la infertilidad se lleva aún “como un estigma” y las pacientes son muy vulnerables a comentarios de familia y amigos, que no dudan en preguntar a las parejas cuándo van a formar una familia. Bruna explica que hay más factores relacionados que afectan al nivel de ansiedad y depresión, por ejemplo, indica que la frecuencia de depresión es mayor en las mujeres que necesitan más tiempo para la administración del tratamiento y en aquellas que no se lo pueden administrar ellas mismas. “Nunca me había planteado que las mujeres pudieran valorar, por ejemplo, la facilidad de almacenamiento de los tratamientos”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies