Durante los meses de buen tiempo es habitual tender a la relajación y olvidarse de los buenos propósitos orientados a proteger la propia salud. Especialmente en los días de vacaciones en los que parece que todo vale. Pero disfrutar de postres deliciosos y refrescantes en verano no tiene por qué significar consumir una cantidad ingente de grasas, azúcares añadidos y calorías. Hacer una buena elección en restaurantes y preparar postres ligeros en casa es la mejor decisión.

Postres ligeros y deliciosos para hacer en casa en verano.

Postres con frutas, una magnífica elección.

Comer una pieza de fruta o una rodaja de sandía es la forma más sencilla de disfrutar de un postre ligero en verano. Pero si te aburre y buscas algo especial tienes otras formas de preparar y consumir fruta fresca y que resulte apetitosa.

Por ejemplo, en macedonia. Mezclar dos o tres frutas a lo sumo hace que la combinación de sabores y colores resulte más apetecible. Además, siempre puedes darle un toque extra para mejorar su gusto sin añadir apenas calorías. ¿De qué manera? Añadiendo hierbas y especias. Un toque de canela, unas gotas de agua de azahar o unas hojitas de hierbabuena o albahaca frescas son algunas de las muchas opciones que tienes para ganar en sabor sin sumar calorías.

Otra forma vistosa y apetecible de servir fruta como postre ligero de verano es en brocheta. Siempre es divertido disfrutar de un pincho dulce. Combinaciones como las cerezas deshuesadas y los dados de melocotón o la siempre acertada melón y sandía son solo dos de las muchas que puedes ir disfrutando a lo largo del verano.

Mejor granizado que helado para un postre ligero y refrescante.

¿Te cuesta resistirte a helados y sorbetes los días de mucho calor? Una buena forma de sustituir estos por una opción más ligera es preparar granizados. Siempre que luego no añadas una gran cantidad de azúcar para endulzarlos, claro.

Hoy en día hay en el mercado muchas batidoras y robots de cocina baratos capaces de triturar hielo. Triturar este y fruta fresca al mismo tiempo es la forma más rápida de preparar un granizado. Si el de limón o el de café te incitan a añadir un ingrediente dulce, prueba con algún edulcorante saludable en pequeña cantidad. Pero lo mejor es que utilices fruta madura y sabrosa. ¿Por qué? Porque hace innecesario añadir nada más y por sí misma ya es capaz de proporcionar un sabor agradable y gustoso.

Sandía, melón, mango o albaricoque son estupendos para elaborar granizados en casa.

Pero no solo las frutas son la base del sabor de estas preparaciones. También puedes elaborar granizados congelando en cubitos distintas bebidas y luego triturando este hielo. Así puedes preparar granizado de té helado, de infusión de menta con un toque de limón, o de rooibos, entre otras. Son deliciosas y si se lo sirves a tus invitados, sin duda alguna les sorprenderás en positivo.

Postres con base láctea, una opción interesante.

Si te gustan el yogur y el kéfir de leche estos son buenos alimentos para preparar postres ligeros y deliciosos en verano. Tal cual ya son ricos pero, además, son estupendas bases para elaborar vasitos de postre. Lo ideal es mezclarlos con frutas y servirlos en cuencos o copas, para que se vean más vistosos y sean más sabrosos.

Además, puedes incluir otros ingredientes en pequeña cantidad para añadir sabor sin aumentar mucho su aporte calórico. Por ejemplo, dos o tres almendras o nueces picadas. Y, por supuesto, pétalos de flores comestibles, ralladura de cítricos, hierbas aromáticas o especias.

Ya lo ves, elaborar postres ligeros y deliciosos en verano es muy sencillo. Deja las opciones menos saludables para consumir muy ocasionalmente y, a diario, disfruta de este tipo de postres menos calóricos.

www.biogest.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies