Los wearables están de moda y son una magnífica ayuda para cuidar de tu salud. Los dispositivos digitales “para llevar puestos” como pulseras fit o relojes inteligentes son un avance tecnológico que merece la pena conocer. Existen muchas marcas que fabrican estos dispositivos y la variedad de precios de los wearables es muy grande por lo que si te interesa disponer de uno no te costará encontrar el adecuado para compatibilizar con tu teléfono móvil. Valora si te interesa la ayuda que te ofrecen para cuidar mejor de tu salud.

Cómo te ayudan los wearables a cuidar de tu salud.

1.- Ofrecen información real muy valiosa sobre determinados parámetros de salud que pueden ser indicativos de problemas o cuestiones a mejorar.

Los wearables aportan datos reales sobre cuestiones como el ritmo cardíaco (en reposo y durante el ejercicio) o la capacidad aeróbica. Cada dispositivo es diferente y unos son más completos que otros. Pero todos proporcionan datos reales valiosos que tienen como fin ayudar a identificar posibles problemas de salud y que hay que tomar como indicios a cuestionar. Utiliza estos indicadores para consultar, ante la sospecha de un problema, con tu médico de familia.

2.- Ayudan a controlar tu actividad física y te impulsan a mantener una vida activa.

¿Te cuesta hacer ejercicio, aunque sabes que es bueno para tu salud? Una de las funcionalidades más interesantes de los wearables es que te avisan cuando llevas mucho tiempo parada. Un dispositivo con esta funcionalidad es una gran ayuda si tienes tendencia al sedentarismo porque evita que el despiste te paralice y promueve que te pongas en marcha.

Además, al controlar tu actividad, puedes conocer si te estás dejando llevar por la inacción o si vas por el buen camino.

3.- Permiten llevar un control continuado de tu salud.

El hecho de obtener datos reales diarios de distintos parámetros de salud hace que tras un tiempo de uso, puedas comprobar si estos son estables, mejoran o empeoran. Así tendrás importantes pistas sobre cómo actuar y conocerás si tus decisiones diarias afectan positiva o negativamente a tu salud.

4.- Monitorizan tu sueño.

El sueño de calidad es clave para la salud y bienestar de la persona. Una de las funcionalidades básicas de los wearables es monitorizar el sueño y aportar información muy valiosa sobre el mismo. Así puedes identificar problemas y tomar decisiones que te ayuden a mejorarlo.

5.- Monitorizan tu actividad física durante la práctica de ejercicio.

De este modo los dispositivos wearables te ofrecen la información adecuada para evitar que fuerces tu organismo por encima de lo saludable. Así facilitan que la práctica de ejercicio sea respetuosa con tu salud al tiempo que eficiente. Porque tan negativo como no hacer ejercicio físico es hacerlo de forma descontroladamente exigente.

6.- Permiten detectar patrones de comportamiento claves para actuar sobre ellos a fin de mejorar tu estado de salud.

Al cabo de un tiempo de uso diario, los wearables son capaces de detectar de manera automática patrones de comportamiento. Estos te permiten detectar las buenas prácticas e identificar aquellos sobre los que es conveniente actuar para mejorar tu salud.

Si ya dispones de un wearable pero no lo usas, ten en cuenta que más allá de que hagas o no ejercicio exigente de forma habitual, estos dispositivos son muy interesantes para ayudarte a cuidar de tu salud. Quizá sea el momento de volver a utilizarlo.

www.biogest.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies