Disfrutar de los alimentos propios de cada temporada te permite disfrutar de estos en su mejor momento de sabor y precio. La primavera es una época del año en la que puedes encontrar en el campo y, por tanto, en el mercado multitud de alimentos ricos y saludables. Aprovecha para incluir estos en tu dieta de las próximas semanas para disfrutar de su sabor y de sus beneficios para la salud.

Los alimentos más ricos y sanos de la primavera.

1.- Alcachofas.

Este alimento bajo en calorías y rico en fibra, fitoesteroles y fibra es muy sabroso. Aunque puede dar un poco de pereza su limpieza, en realidad es más sencillo de lo que aparenta. Simplemente solas con unos hilos de aceite de oliva virgen extra y un pellizco de sal ya es un sabroso entrante asada o cocinada en microondas.

Sus corazones pueden cocinarse al vapor para aderezarlos con una vinagreta suave o cocinarlos unos minutos con almejas a la marinera o con unos gambones pelados para una cena ligera y deliciosa.

2.- Espárragos.

Tanto los espárragos verdes como los espárragos blancos son alimentos propios de la temporada primaveral. Los primeros son deliciosos a la plancha, cocidos, salteados e incluso al horno. Los segundos son especialmente agradecidos cocidos y tomados ya frío en ensaladas, cremas frías o solos con aderezos suaves que resalten su sabor sin añadirles calorías. Verde y blancos están muy buenos en revueltos y tortillas.

Ambos tipos de espárragos son diuréticos, ricos en fibra y proporcionan tan solo 20 Kcalorías por cada 100 gramos de producto.

3.- Fresas.

La fresa es una de las reinas de la primavera. Ricas en vitaminas, entre ellas la C y las del grupo B y en antioxidantes, aportan muy pocas calorías (solo 33 Kcal por cada 100 gramos) y una cantidad interesante de fibra.

Procura comerlas de forma saludable evitando acompañarlas con nata o cremas de chocolate o pastelera. Mejor tómalas solas, con yogur natural, en ensaladas, acompañadas de otras frutas como el plátano o la naranja o con unas virutas de chocolate negro.

4.- Guisantes frescos.

La primavera es la temporada de los guisantes frescos. Deliciosos, tiernos y dulces son ricos en proteína, hierro, fibra y vitaminas. ¿Sabías que una ración de 150 gramos de guisantes frescos cubre dos tercios de las necesidades diarias de las vitaminas C y K?

Procura cocinarlos muy brevemente para mantener su textura, sabor y propiedades intactas. Son deliciosos en menestra, en puré con un toque de menta y yogur en lugar de nata y en salteados con gambones o con jamón y con alimentos ricos en hierro como las almejas, los berberechos o los mejillones.

5.- Habas.

Ricas en fibra y proteínas vegetales, las habas son un delicioso alimento primaveral. Son, además, muy ricas en potasio y fósforo.

Las habas peladas se pueden cocer y aderezar con vinagretas suaves o saltear con carnes y mariscos para elaborar platos sencillos y completos. Para obtener proteína de la máxima calidad lo mejor es servirlas acompañadas de un cereal, por ejemplo de un puñado de arroz integral cocido o de trigo sarraceno cocido, acompañado de verduras y hierbas frescas a tu gusto.

6.- Espinacas.

Muy ricas en minerales y vitaminas, las espinacas de primavera son tiernas y sabrosas, ideales para tomar crudas en ensaladas y así aprovechar al máximo sus beneficios. Si nunca las has probado así, anímate a hacerlo. Elige hojas de pequeño tamaño, más tiernas y sabrosas, y deja las más grandes para preparar cocidas, en tortillas o para rellenar con carnes o cereales.

Aprovecha la temporada de estos alimentos e inclúyelos en tus menús de primavera para disfrutar de su sabor y sus beneficios para el organismo al mejor precio del año.

www.biogest.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies