Existen determinados nutrientes que son esenciales dentro de una dieta sana y equilibrada para mejorar la fertilidad. Los ácidos grasos omega 3 son parte de ellos. Es interesante conocer su importancia para el adecuado desarrollo del embarazo y el modo de obtenerlos.

Ácidos grasos esenciales Omega 3 y fertilidad femenina.

La ingesta adecuada de ácidos grasos Omega 3 es esencial para distintas funciones del organismo. Uno de estos ácidos grasos Omega 3 clave para la fertilidad es el DHA. Entre otras cuestiones, este es necesario para mantener el equilibrio de la producción de las prostaglandinas. Estas sustancias son parecidas a las hormonas y ejercen diferentes funciones, entre ellas, facilitar la producción de algunas hormonas implicadas en la fertilidad.

Además, proporcionar estos ácidos grasos esenciales al organismo favorece la regeneración celular clave para el buen estado del endometrio y óvulos. Por ello mejora la fertilidad femenina.

Pero estos ácidos grasos esenciales también son claves en la alimentación para las mujeres que sufren abortos de repetición. ¿Por qué razón? Porque están implicados directamente en la formación del feto. De hecho, es fundamental en su desarrollo neurológico. Por este motivo la carencia de aporte de ácidos grasos esenciales al organismo materno impide el adecuado desarrollo del feto. Y esta razón es una de las causas implicadas en los abortos de repetición.

Cómo obtener el necesario aporte de Omega 3.

Los ácidos grasos Omega 3 no puede ser sintetizados por el organismo por sí mismo. Es necesario procurárselos. Esto puedes hacerlo a través de la alimentación o de la suplementación nutricional.

¿Y cuál es la fuente más rica de ácidos grasos esenciales Omega 3? Cualquiera de las especies de pescado azul. Salmón, caballa, chicharro o atún, por ejemplo, son ricos en este nutriente. Pueden consumirse entre dos y tres veces por semana.

Pero para que el organismo realmente los aproveche, estos pescados no pueden cocinarse de cualquier manera. A partir de cierta temperatura se degradan, por ello se recomienda no cocinarlos por encima de los 150ºC de temperatura. Si cocinas estos pescados en el horno podrás asegurarte de hacerlo a temperatura adecuada al programar este. En sartén o cazuela puedes hacerlo comprobando esta con un termómetro de cocina.

También el aceite de soja, las semillas de lino y las nueces son ricas en ácidos grasos esenciales Omega 3, pero para cubrir las necesidades del organismo solo con ellos la ingesta de estos debería ser muy alta.

Si sigues una dieta muy restrictiva o por otros motivos no puedes proporcionar a tu organismo a través de los alimentos que consumes la cantidad de ácidos grasos que necesitas, será necesario que tomes suplementos nutricionales de Omega 3. Esto es algo que no debes hacer por ti misma, lo ideal es que consultes con tu médico para que te oriente y aconseje sobre su idoneidad y la cantidad que debes tomar a diario.

Para mejorar tu fertilidad y reducir el riesgo de abortos recurrentes, incluye en tu alimentación productos ricos en ácidos grasos esenciales Omega 3. Siempre en el contexto de una dieta sana y equilibrada. Si tienes dudas al respecto, la mejor decisión es consultar con tu médico.

www.biogest.es

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies